Un juez de EEUU permite la deportación de un guardia nazi

Un juez de EEUU permite la deportación de un guardia nazi

Un juez de EEUU permite la deportación de un guardia nazi

WASHINGTON (Reuters) - Un juez de inmigración estadounidense levantó el lunes el aplazamiento de la deportación de John Demjanjuk, un guardia de un campo de concentración nazi conocido como "Iván el terrible". que se enfrenta a cargos en Alemania por la muerte de 29.000 judíos.

El juez también dictaminó que los abogados del trabajador jubilado de una fábrica de automóviles en Ohio podrán presentar una petición para reabrir su caso en otro tribunal de inmigración, un paso que podría resultar en un nuevo retraso.

Los abogados de Demjanjuk pidieron un aplazamiento de urgencia alegando que su salud es tan débil que no podría hacer el viaje y pidieron reabrir su caso argumentando que trasladarlo a Alemania constituiría tortura y otro cruel, inhumano o degradante trato o castigo.

El juez de inmigración Wayne Iskra de Arlington, Virginia, concedió el viernes un aplazamiento, sólo dos días antes de la fecha en que Demjanjuk debía ser enviado a Alemania.

Los abogados de Demjanjuk dijeron que tenía problemas en la columna, fallos renales, anemia, que estaba muy débil y que necesitaba ayuda para levantarse o moverse.

Demjanjuk, ucraniano de nacimiento, niega cualquier participación en el Holocausto. También ha dicho que fue reclutado en el Ejército ruso en 1941, que se convirtió en prisionero de guerra alemán un año después y sirvió en los campos de prisioneros alemanes hasta 1944.

Fue sentenciado a muerte en Israel en 1988 por ser un guardia sádico conocido como "Iván el Terrible" en Treblinka donde 870.000 personas murieron. El máximo tribunal del país sentenció más tarde que él no era "Iván" y regresó a Estados Unidos.

Pero las autoridades estadounidenses lo despojaron de su ciudadanía en 2002, alegando que había trabajo en otros tres campos y que ocultó esa información cuando ingresó en Estados Unidos en 1951.

Su deportación fue ordenada en diciembre de 2006, pero siguió en el país gracias a resquicios legales y debido a que no había demandas de otros países.

ACUSACIONES ALEMANAS

El año pasado, el principal investigador de crímenes de guerra nazis en Alemania, Kurt Schrimm, le pidió a los fiscales en Múnich, donde Demjanjuk vivió antes de emigrar a Estados Unidos, que se le acusara de participar en el asesinato de 29.000 judíos.

Schrimm sostuvo que su agencia tenía pruebas de que Demjanjuk había sido guardia en el campo de concentración Sobidor en Polonia y que personalmente llevó a los judíos hasta las cámaras de gas.

El mes pasado, los fiscales de Múnich emitieron una orden de arresto para Demjanjuk y pidieron a Estados Unidos que lo deportara para que pudiera ser juzgado.