Un presunto guardia de un campo de concentración nazi intenta impedir su deportación a Alemania

CHICAGO, 14 (Reuters/EP)

John Demjanjuk, presunto guardia del campo de concentración nazi de Sobibor, presentó una nueva apelación en Estados Unidos para intentar detener su deportación a Alemania, donde sería juzgado por su supuesta complicidad en la muerte de unas 29.000 personas en dicho campo durante la Segunda Guerra Mundial.

Los abogados del acusado, de origen ucraniano y que actualmente tiene 89 años, pidieron a un tribunal de Ohio que restaure el auto de sobreseimiento que bloqueaba su deportación y que considere por qué fue revocado "de forma impropia" la semana pasada. Además, alegó su edad y estado de salud como razones para que se acepte su petición.

La Agencia de Apelaciones de Inmigración, del Departamento de Justicia estadounidense, revocó el auto la semana pasada, y afirmó que el recurso de los abogados de Demjanjuk tiene pocas posibilidades de éxito.

Por su parte, el hijo de Demjanjuk, John Jr., declaró que espera que el tribunal "considere nuestra actual apelación en serio (...) y detenga esta acción inhumana que intentan las autoridades estadounidenses y alemanas". Si se le deporta, será juzgado por su implicación en los asesinatos cometidos en 1943 en Sobibor, en Polonia.

"Según las últimas informaciones que tenemos, le esperamos en los próximos días", aseguró un portavoz del Ministerio de Justicia alemán. Aun así, indicó que no se puede excluir la posibilidad de que existan más retrasos en Estados Unidos, pero el abogado de Demjanjuk en Alemania, Guenther Maull, también indicó que cree que su cliente podría llegar al país mañana.