Detenidas tres personas por cultivar marihuana en viviendas de Juneda (Lleida)


LLEIDA|

Distribuían drogas entre los jóvenes de la localidad

Agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Civil de Lleida han detenido este jueves a tres hombres, de 30, 29 y 26 años, de nacionalidad española, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivar marihuana en varias viviendas de Juneda.

Los detenidos, dos vecinos de Juneda y uno de Borges Blanques, distribuían marihuana y otras sustancias estupefacientes entre los jóvenes de la localidad, han informado en un comunicado los Mossos d'Esquadra.

Durante las actuaciones policiales, los agentes han intervenido unos 8,5 kilos de marihuana seca; 287 plantas de marihuana con un peso de más de 90 kilos; 20 gramos de cocaína; cuatro escopetas y una pistola; 4.000 euros en metálico; multitud de utensilios para cultivar marihuana; numerosas herramientas industriales; joyas y otros objetos que podrían ser de procedencia ilícita.

Agentes de los Mossos y de la Benemérita formaron un equipo conjunto de investigación para efectuar dispositivos de vigilancia para confirmar las sospechas y valorar el número de plantaciones que había escondidas entre dos casas, un piso y una finca de las afueras de Juneda.

En una finca situada en la partida Cabraills, donde también se han hecho las dos primeras detenciones, los agentes han localizado una veintena de plantas de gran tamaño, y en el interior de uno de los edificios siete kilos de marihuana seca y pequeñas cantidades de cocaína además de cantidad de herramientas industriales, bicicletas, joyas y 1.175 euros en efectivo.

Los policías han abierto una investigación para determinar si los detenidos también estarían implicados en un delito de receptación, ya que todo apunta a que este material sería de procedencia ilícita y podría ser una forma de pago de la droga que presuntamente vendían.

El segundo registro se ha efectuado en un piso de la calle Domènec Cardenal, donde se encontraban los padres de dos detenidos, que también son investigados como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

El tercer registro se ha realizado en una casa deshabitada de la calle la Bassa, en la que se han localizado 240 plantas de marihuana en un cultivo interior, con un complejo sistema de cultivo totalmente automatizado.

La cuarta entrada se ha realizado en una casa de la calle Pi i Maragall, donde los policías detuvieron la tercera persona, cuando se disponía a marchar de la vivienda con una bolsa que contenía unos 1,5 kg de marihuana seca y 2.800 euros en efectivo.