Evacuadas varias viviendas a las afueras de Londres durante una operación policial relacionada con el atentado


LONDRES|

La Policía británica ha evacuado varias viviendas de la localidad de Sunbury, al norte de Londres, en una operación relacionada con el atentado con bomba perpetrado el viernes en el metro de Londres en el que 29 personas resultaron heridas.

Un domicilio de Sunbury está siendo registrado, según ha informado la Policía. El registro comenzó en torno a las 13.40 horas (14.40, hora peninsular española) y se ha establecido un cordón de seguridad de 100 metros de radio.

La operación podría estar relacionada con la detención esta mañana en Dover de un joven de 18 años. El coordinador nacional de Política Antiterrorista de la Policía Metropolitana, Neil Basu, ha subrayado que se trata de un "arresto importante" en el marco de la investigación del ataque del viernes, cuya autoría ha reivindicado Estado Islámico. "Aunque estamos agradecidos por el progreso logrado, esta investigación continúa y el nivel de amenaza sigue siendo crítico", ha añadido.

Scotland Yard ha dicho que el joven está bajo custodia en una comisaría y que será trasladado al sur de Londres próximamente. Basu ha pedido a los ciudadanos que continúen "vigilantes" mientras las fuerzas de seguridad siguen con esta "compleja investigación". "En este momento, no estamos cambiando nuestras medidas de seguridad y protección y los pasos dados para contar con más agentes armados siguen en pie", ha explicado.

El responsable policial ha asegurado que la detención del joven de 18 años "va a llevar a más actividad" por parte de los agentes. "Por motivos de investigación muy sólidos, no daremos más detalles sobre el hombre que hemos arrestado", ha añadido Basu.

El coordinador nacional de Política Antiterrorista de la Policía Metropolitana ha reiterado el llamamiento a la colaboración de los ciudadanos que tengan información sobre el atentado del viernes, que dejó a 29 personas heridas por la deflagración de una bomba casera.

Hasta el momento, los investigadores han hablado con 45 testigos y siguen recibiendo información sobre el ataque terrorista perpetrado en la estación de Parsons Green, en el suroeste de Londres, desde la línea directa de contacto con la ciudadanía. Los investigadores han recibido 77 imágenes y vídeos remitidas por los ciudadanos.