PP de Bilbao dice que el Ayuntamiento "debe elegir entre los vecinos o los Pichis"


BILBAO|

El portavoz del PP de Bilbao, Luis Eguiluz, ha visitado este miércoles a los vecinos de Ollerías que "desde hace diez años sufren el acoso y la actitud incívica, delictiva y violenta" por parte de una familia conflictiva, y ha dicho que el Ayuntamiento "debe elegir entre los vecinos o los Pichis".

Eguiluz ha mostrado la "solidaridad" del PP con unos vecinos que este jueves, "por tercera vez", van a salir a la calle en manifestación. "No puede ser que la actitud de unos pocos condicione la vida de muchos. El Ayuntamiento debe elegir entre los vecinos o los Pichis. Nosotros, sin duda, estamos del lado de los vecinos", ha dicho el portavoz popular.

Según ha recordado, "es un conflicto que se inicia hace más de diez años y que se ha enquistado en nuestra ciudad". "Mañana hay una manifestación, la paciencia de los vecinos está agotada, diez años de tener paciencia son muchos años", ha advertido.

A su entender, el Ayuntamiento "debe tomar la iniciativa". Aunque ha reconocido que "se han hecho cosas que algo han paliado, porque se han reducido los robos, y los menores se han dirigido a residencias de la Diputación", ha afirmado que "las amenazas y las agresiones se siguen produciendo, incluso delante de las cámaras de televisión y de la Policía Municipal".

Eguiluz ha reconocido también que el Gobierno municipal "ha intentado solucionar el problema, pero el problema sigue sin resolverse". "Luego si uno pone medios y los problemas no se resuelven, es que los medios para solucionar el problema no han sido los adecuados", ha subrayado.

Por ello, el PP plantea al equipo de Gobierno que el Ayuntamiento "se replantee las políticas -de bienestar social, de ayudas económicas, de urbanismo- llevadas a cabo hasta ahora", y que ponga a disposición de los vecinos afectados los servicios jurídicos municipales. "El Ayuntamiento debe ser el que defienda los intereses de los vecinos y debe poner a trabajar a los servicios jurídicos a favor de los vecinos", ha considerado Eguiluz.

Asimismo, el portavoz popular ha preguntado si "alguien se ha planteado, diez años después, si la famosa lonja de Ollerías reúne las condiciones mínimas de habitabilidad, ya que hasta hace pocos meses en torno a esa lonja se movían 16 menores y 10 adultos, y teniendo en cuenta que la lonja tiene 50 metros cuadrados escasamente, no parece ser el espacio idóneo". Por ello, el PP propone "retirar a los Pichis la cédula de habitabilidad si la lonja citada no reúne las condiciones adecuadas".

Por último, plantea que, "hasta que no se consolide la normalidad que los vecinos demandan", haya una mayor presencia policial y un uso efectivo de las cámaras de vigilancia. "Si esa presencia policial tiene que ser permanente, que lo sea. Lo que no puede suceder es que la anormalidad sea lo diario en este barrio y que un colectivo pequeño condicione la vida de miles de vecinos", ha manifestado.

Eguiluz ha insistido en que el Ayuntamiento "tiene que elegir entre normalidad o anormalidad; entre permitir que una situación emponzoñada continúe o que la gente tenga derecho a una vida normal; entre que unos menores se vean abocados a la delincuencia o que sean ciudadanos insertables en la sociedad; y, sobre todo, tiene que elegir entre los Pichis o los vecinos de la zona".