Apresan a dos hombres mientras asaltaban un restaurante de Alcalá y a otro por robar un bolso al 'tirón'

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Alcalá de Henares ha detenido en las últimas horas a un individuo por robar un bolso por el procedimiento del 'tirón' y a otros 'in fraganti' mientras asaltaban un restaurante de la localidad, informó hoy el Ayuntamiento complutense.

El primer arresto tuvo lugar ayer en la calle Juan de Austria momentos después de que el acusado robara al tirón un bolso. Al ser localizado y filiado, sus datos revelaron que tenía dos órdenes pendientes de busca y captura.

El segundo de los sucesos tuvo lugar minutos antes de las 6.30 horas. Ante el aviso de que dos personas se encontraban robando en el interior de un restaurante, los agentes locales se trasladaron al lugar y descubrieron que la ventana lateral había sido forzada y, en el interior, la máquina de tabaco y las tragaperras estaban tiradas en el suelo.

Los individuos, de nacionalidad rumana, intentaron huir al percatarse de la presencia policial, aunque fueron capturados de inmediato. Tras el cacheo les fueron incautados varias herramientas y destornilladores.

Por otro lado, este martes la Policía Local complutense intervino en un accidente de circulación consistente en una colisión por embestida entre un turismo y una motocicleta. Los hechos ocurrieron en la Glorieta Luís de Vitoria de Alcalá, en torno a las 11.10 horas, cuando uno de los vehículos implicados se saltó uno de los semáforos que regulan el cruce, impactando contra el otro vehículo. Como resultado del choque, el conductor de la motocicleta resultó herido, siendo trasladado al centro hospitalario con pronóstico grave.

Además, en la jornada de ayer los agentes locales acudieron a la calle Madrona ante el aviso de que dos individuos en estado ebrio abandonaban un bar y se disponían a incorporarse a la circulación. Cuando llegaron, en torno a las 10.20 horas, encontraron a dos varones que intentaban poner en marcha un vehículo.

Tras darles el alto, les requirieron su documentación, pero dado el estado de los ocupantes, "que manifestaban síntomas más que evidentes de estar bajo el influjo de bebidas alcohólicas", se requirió la presencia de la unidad de atestados. Al filiar a ambos individuos, los funcionarios locales descubrieron que uno de ellos tenía una orden de averiguación de domicilio y paradero. A continuación, los agentes les trasladaron a dependencias policiales.