Arrestado en Roma un barcelonista por agredir a la Policía

ROMA, 28 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno)

La Policía italiana detuvo esta madrugada en Roma a un seguidor del FC Barcelona por haber agredido a un agente durante una pelea con aficionados del Manchester United, según informó la Policía a través de un comunicado.

Se trata de P.N.S, de 31 años, quien, junto a otro grupo de barcelonistas, había acudido a la capital italiana para asistir a la final de la Liga de Campeones entre el Barça i el Manchester United.

Después de celebrar la victoria de su equipo, el grupo de jóvenes barcelonistas regresaron al lugar donde habían dejado su furgoneta, lejos del centro histórico de la capital, y comprobaron que ésta había sido dañada.

En las inmediaciones vieron a un grupo de seguidores del Manchester United que reían y les acusaron de haber roto intencionadamente el vehículo, tras lo que empezó una encendida disputa.

Ante el griterío, los vecinos llamaron a la Policía, que envió una patrulla al lugar de los hechos. Fue entonces cuando el seguidor español, que como los demás, estaba borracho, agredió a uno de los agentes.

Acto seguido, la Policía le arrestó bajo la acusación de resistencia y lesiones contra un oficial público. Según detalla el comunicado, el policía tuvo que ser trasladado al hospital y necesitará cinco días para curarse de las heridas.

Tras este arresto son cuatro el total de seguidores blaugrana arrestados en Italia. Los otros tres habían sido detenidos antes del partido por portar porras y otros objetos contundentes en el coche en el que viajaban.

En cuanto al balance global ofrecido por la Policía asciende a 19 detenciones, entre italianos, barcelonistas e ingleses, y dos acuchillamientos, que son los mismos que se habían verificado antes del partido.

Por su parte el cuestor de la Jefatura Superior de Policía de Roma, Giuseppe Caruso, felicitó a las fuerzas del orden implicadas por su buena organización. "Mejor no podía ir", aseguró, tras agradecer la colaboración de la Policía española e inglesa que también se había desplegado en la ciudad.

"El trabajo en equipo entre las fuerzas del orden, el Ayuntamiento de Roma y la UEFA ha sido óptimo", aseguró, destacando también la "corrección" que demostraron los seguidores de uno y otro equipo "tanto dentro como fuera del estadio".