Cae una banda acusada de asaltar a camioneros que en 21 delitos logró más de 2,5 millones de euros

Etiquetas

Entre los detenidos se encuentra un preso fugado el pasado día 8 de diciembre de 2008 cuando iba a asistir a un sepelio

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a 10 componentes de un grupo especializado acusado de al menos 21 asaltos a transportistas u empresas y han logrado recuperar una mercancía valorada en más de 2,5 millones de euros, informó hoy la Benemérita.

Las investigaciones de la operación 'Tizón' comenzaron en diciembre del año pasado a raíz de un robo con violencia e intimidación cometido en la localidad de Pinto, donde, tras maniatar al vigilante de seguridad, los sospechosos lograron sustraer cerca de 2.800 terminales de telefonía móvil. Luego, tuvo lugar otro robo con violencia en la localidad de Meco, donde los integrantes de la organización, tras reducir al transportista, consiguieron hacerse con 13.000 teléfonos móviles.

Ante las sospechas de que se pudieran estar desempeñando con un método similar asaltos a transportistas, se estableció un dispositivo de vigilancia que permitió identificar a todos los integrantes de la organización.

DESARROLLO DE LA OPERACIÓN

Dada la complejidad del grupo investigado, la operación se ha tenido que desarrollar en tres fases. Las dos primeras se llevaron a cabo entre finales de febrero y principios del mes de marzo, en las que se detuvo a S.D.F., J.B .B., I.C.R. y J.S.T., A.C.F. como supuestos receptadores de la mercancía robada.

Asimismo, los agentes localizaron cinco trasteros en Móstoles y dos naves industriales en Alcalá de Henares y Fuenlabrada, donde los detenidos almacenaban la mercancía hasta lograr darle salida.

En la última fase, llevada a cabo a lo largo de los últimos días, se arrestó a M.G.R., J.C.P. y J.C., C.C.R. y I.A.V. por su presunta implicación en los asaltos. El último de ellos logró fugarse, ayudado por unos familiares, el pasado día 8 de diciembre de 2008 cuando fue trasladado desde prisión a un cementerio de Madrid para asistir al sepelio de un familiar.

La operación se llevó a cabo en un dispositivo conjunto del Grupo XXI de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía en Madrid y los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pinto.

Las investigaciones fueron coordinadas por la titular de los decanatos de los Juzgados de Parla, quien decretó el ingreso en prisión de tres de los detenidos, algunos de ellos con un amplio historial delictivo.