Catorce escoltas locales se lesionan, uno de ellos de cierta gravedad, en las pruebas físicas sorpresa del Ayuntamiento

El Consistorio asegura que la prueba a escoltas es sólo para conocer su nivel y que no será motivo de cese MADRID, 3 (EUROPA PRESS) Catorce escoltas municipales se han lesionado, uno de ellos de cierta gravedad, tras las pruebas físicas sorpresa a las que les ha sometido el Ayuntamiento en los dos últimos días en el polideportivo de Orcasitas, según adelantó hoy el diario 'El Mundo' y confirmaron a Europa Press fuentes municipales.

El portavoz local de la Sección Sindical de Servicios Generales y Policía de la UGT, José María Hernández, precisó que el agente con las lesiones más graves se fracturó el músculo del recto abdominal mientras practicaba la prueba de salto longitudinal. Fue trasladado al hospital que tiene la mutua municipal en Coslada, cuyo médicos le indicaron que guardara reposo absoluto hasta el lunes a la espera de ser operado.

Además de este escolta, otros cuatro tuvieron que pedir una baja médica por consusiones, roturas fibrilares y tirones musculares, tras la sesión de pruebas a las que le sometió la Concejalía de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de la capital, según indicaron a Europa Press las mismas fuentes.

"Hay gente que salió de trabajar a las 23 horas y a las 7 del día siguiente ya estaba esperando el autobús para ir al polideportivo. Han dejado sin cubrir varios puestos, y se tuvo que tirar de los escoltas del alcalde, que estaba en el extranjero, para suplir a los que estaban realizando los exámenes físicos", se quejó Hernández.

Las pruebas consistieron en un ejercicio de resistencia, con una carrera de 800 metros, y otro de velocidad de 60 metros, así como un salto longitudinal en un foso a pies juntillas y una prueba de tiro. Asimismo, realizaron un test psicotécnico de conocimientos con planteamientos situacionales.

El representante de UGT se quejó de la "precipitación" de la convocatoria de unas pruebas que, a su juicio, "han vulnerado los procedimientos legales". "Hay un reglamento de Policía Municipal que no se ha cumplido, ya que les han convocado a través de una circular interna sin ningún tipo de información ni listado, comentándoles únicamente que serían unos ejercicios parecidos a los que pasaron para entrar en este cuerpo", agregó.

Además, el sindicalista criticó que los agentes tuvieran que pasar unos controles para los que no les han dado formación ni cursos específicos y "que deben hacer en su tiempo libre". "El Cuerpo de escoltas del Ayuntamiento lleva diez años en funcionamiento, de los que seis está al mando el actual coordinador general de Seguridad, Jesús Mora. Antes, se permitía un tiempo para mantenimiento físico, pero desde que llegó Mora se prohibió que los agentes de contravigilancia puedan correr en su hora libre diaria", apuntó.

A pesar de que el Ayuntamiento negó que las pruebas que han realizado los 200 agentes de la Unidad de Vigilancia y Protección no serán vinculantes para cesar a ninguno de ellos, UGT dijo que en todas las pruebas y especialmente en la de tiro les anotaron las calificaciones.

A su juicio, "la falta de información y de criterios de evaluación objetivos y rigurosos" en las pruebas a realizar "lleva a pensar que existe una voluntad interesada por parte del Consistorio de deshacerse del personal de escolta no sumiso a intereses e imposiciones políticas de dudosa legalidad".

LAS PRUEBAS NO SERÁN MOTIVO DE CESE", SEGÚN EL AYUNTAMIENTO

Por su parte, el Consistorio de Madrid se remitió a las declaraciones efectuadas a Europa Press por el coordinador general de Seguridad. En ellas afirmó que las pruebas de escoltas de los concejales no serán vinculante para cesar a ninguno de los policías, y que su único objetivo es conocer su nivel a la hora de realizar su trabajo.

"Se trata de que todo el mundo sea consciente de su nivel, de si está en forma física". Es una prueba objetiva relacionada con el puesto de trabajo de cada uno", continuó el responsable municipal, que confirmó que se realizarían ejercicios de velocidad, resistencia y un poco de forma física, y también una prueba de tiro ya que, si bien los escoltas "hacen más prácticas de tiro que el resto de policías, no se sabe si mejoran o no". Es decir, que el Gobierno local busca tener una "puntuación objetiva" tanto para su conocimiento interno, como para el propio conocimiento de los agentes.

"Así podrán mejorar los resultados, para estar al día en cosas propias del trabajo. Ése es el objetivo del curso: un reciclaje continuo para no dormirnos en los laureles, ponernos las pilas y que todo el mundo dé el cien por ciento de sus posibilidades y rendimiento", continuó Mora, indicando que este test se hará "a principios de abril", concretamente los días 1 y 2.

A los que tengan bajas puntuaciones en esta 'prueba de nivel', el Ayuntamiento les dará la oportunidad de seguir cursos de reciclaje para que "se puedan preparar y tener un nivel similar al del resto, el nivel necesario para desempeñar bien su puesto de trabajo, que es una cosa muy seria".

Por su parte, fuentes de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid aseguraron a Europa Press que el departamento no se plantea realizar pruebas similares a las unidades de seguridad y escoltas de la Comunidad de Madrid.