Cinco detenidos que robaban en viviendas cuando dormían sus ocupantes y usaban productos para inducir el sueño

Con esta operación se da por desarticulado un grupo que se había desplazado desde Valencia a finales del mes de abril

SANTANDER, 5 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a cinco personas que se dedicaban a cometer robos con fuerza por las noches, en zonas residenciales, cuando los moradores de las viviendas se encontraban durmiendo. Al parecer los sospechosos podían emplear algún producto que induce a dormir, sumiendo en un profundo sueño a las víctimas.

Según la información facilitada hoy por la Guardia Civil, de los detenidos, todos ellos extranjeros y de diferentes nacionalidades, tres están directamente implicados en los robos mientras en el caso de los otros dos se está investigando su grado de participación.

Los robos se cometieron en la zona de Castro Urdiales. En concreto, en las noches de los días 28 y 29 de abril hubo tres robos con fuerza y otro en grado de tentativa en chales de diferentes localidades del municipio castreño.

El primero de los robos conocidos se cometió en la vivienda de una vigilante de seguridad, mientras ésta dormía, y de donde, entre otros efectos valorados en más de 2.300 euros, los asaltantes se apoderaron de una pistola del calibre 9 mm parabellum y 25 cartuchos de dicha arma, que la vigilante tenía por su trabajo. También en otro chalet de la misma urbanización y la misma noche, intentaron acceder a su interior no consiguiendo el objetivo.

Al día siguiente y durante la noche, en otra casa tuvo lugar otro robo con fuerza, mientras sus ocupantes dormían, sustrayendo efectos valorados en más de 2.000 euros. En la misma noche y en otra urbanización del mismo municipio se produjo otro robo, igualmente mientras su morador dormía.

INVESTIGACIÓN

Tras tener conocimiento de los hechos, la Guardia Civil dispuso un operativo de investigación formado por efectivos de la Policía Judicial y del Puesto de Castro Urdiales, para localizar a los responsables de los robos.

Esta investigación mostró que el 'modus operandi' de los autores de los robos, que en un corto espacio de tiempo accedieron a zonas residenciales durante la noche, era aprovechar que las víctimas dormían, y tras forzar ventanas u otros lugares de entrada, se introducían en el domicilio pudiendo emplear algún producto que induce a dormir, sumiendo en un profundo sueño a las víctimas.

También se tuvo conocimiento de la existencia de un vehículo del que se supo su matrícula, y que había causado sospechas, y se conoció que en el lugar del robo de una de las viviendas, con anterioridad a la comisión del mismo, se había visto a unas personas, probablemente de países del Este de Europa, realizando lo que parecía la reparación de una farola.

DETENIDOS EN DOS VEHÍCULOS

Tanto por efectivos de paisano como por patrullas uniformadas se montó un dispositivo en Castro Urdiales para la vigilancia y seguimiento del vehículo sospecho, siendo localizado a primeras horas de la mañana del pasado 30 de abril, cuando circulaba junto a otro turismo.

Los ocupantes del vehículo que era investigado, al percatarse de la presencia de la Guardia Civil y tras una brusca maniobra, lanzaron al exterior del mismo un bolso, consiguiendo las patrullas darle el alto, junto al otro vehículo que circulaba con ellos.

Comprobado lo que habían arrojado por la ventanilla, resultó ser un bolso sustraído en el domicilio de la vigilante de seguridad y en su interior estaba la pistola, la funda de la misma y una linterna, desaparecido todo ello del domicilio de la vigilante. En el vehículo también se encontró diversa herramienta susceptible de ser utilizada para perpetrar robos, como son un taladro artesanal como los que se utilizan para forzar bombines de cerraduras, destornilladores de grandes herramientas, etc.

Acto seguido se procedió a la detención de los ocupantes de este turismo que se identificaron como S.E, C.A y C.S.V, como presuntos responsables de los robos y de tentativa de robo ocurridos en viviendas en Castro Urdiales.

También se detuvo a los ocupantes del otro vehículo, que resultaron ser G.K y M.E.S, de los que se sospecha que pudieran funcionar como vehículo lanzadera para advertir de los controles policiales. No obstante se investiga su supuesta implicación en los hechos.

Con esta intervención de la Guardia Civil se da por esclarecido y desarticulado un grupo que supuestamente se dedicaba al robo en viviendas, con sus ocupantes en el interior, circunstancia que causaba una importante alarma social.

De igual forma se ha podido saber que algunos de los integrantes de la organización se habían desplazado desde Valencia a finales de abril, estableciéndose en Cantabria, hasta que han sido localizados y detenidos por la Guardia Civil.