Desmantelada una clínica ilegal donde se practicaban circuncisiones a menores en el barrio de La Guindalera

La intervención se produce tras recibir un expediente del Defensor del Menor, que incluye denuncias sobre llantos de niños en un piso

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y la Junta de distrito de Salamanca precintaron hoy una clínica ilegal en la que presuntamente se practicaban circuncisiones a menores, después de una operación de la Policía Municipal tras recibir un expediente del Defensor del Menor, en el que se recogían denuncias sobre llantos de niños en un pisos.

Los policías municipales localizaron el inmueble en un semisótano de la calle Coslada, en el madrileño barrio de La Guindalera. Los agentes tutores acudieron a la vivienda, en la que aparecía un rótulo sobre servicios médicos, y contactaron con una pareja que manifestó haber ido al citado lugar para realizar una circuncisión a su hijo.

Los agentes inspeccionaron el local, habilitado como clínica y provisto de abundante material quirúrgico, donde observaron graves deficiencias sanitarias y de salubridad en todas las estancias del sótano. También encontraron medicamentos caducados.

El médico, presumiblemente relacionado con estos hechos, I.A.M. de 60 años y de origen jordano, con titulación oficial de medicina, no entregó a los agentes las preceptivas autorizaciones y licencias de actividad y funcionamiento del local. La Policía Municipal formuló las correspondientes denuncias administrativas y realizó un informe detallado sobre las graves circunstancias de insalubridad y seguridad que presentaba la clínica ilegal.

Autoridades de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y de la Junta Municipal de Salamanca precintaron inmediatamente el local tras la intervención de la Policía Municipal. Por último, los agentes acudieron a la comisaría para efectuar las correspondientes diligencias sobre el caso.