Desmantelada una organización internacional que robaba calderas y radiadores en obras para enviarlos a Europa del Este

Los 20 detenidos desmontaron en una noche 41 calderas, 200 radiadores, 29 vitrocerámicas y 29 hornos en Leganés (Madrid) MADRID, 1 (EUROPA PRESS) La Guardia Civil ha detenido a 20 personas --16 rumanos, tres moldavos y un ruso-- como presuntos autores de robos de calderas y radiadores en viviendas en construcción, que después enviaban a Rumanía y otros países de Europa del Este mediante empresas ilegales de transportes internacionales, algunos de cuyos responsables igualmente eran integrantes de la red. La operación denominada 'Barro' se ha desarrollado en Madrid, aunque los integrantes de la red perpetraron robos también en las provincias de Zamora, Guadalajara, Salamanca, Albacete, Toledo, Ciudad Real, Valladolid y Segovia, donde el valor del material sustraído podría ascender hasta los cinco millones de euros. Según informó la Guardia Civil en un comunicado, los agentes iniciaron sus investigaciones cuando detectaron a finales del pasado año un importante aumento de robos de calderas de calefacción, radiadores, hornos y vitrocerámicas, en viviendas en construcción próximas a su entrega. Seguidamente, determinaron la existencia de una organización, cuyos integrantes residían en viviendas de alquiler en diversos puntos de la Comunidad de Madrid, donde almacenaban los objetos sustraídos. MÁS DE DIEZ ROBOS POR SEMANA Al parecer, el grupo localizaba los puntos donde perpetrar las acciones y después algunos de sus miembros se desplazaban hacia el lugar en vehículos adquiridos de segunda mano que inscribían a nombre de mujeres de nacionalidad rumana sin relación alguna con los integrantes. Tras adoptar las medidas de seguridad oportunas, se introducían en las obras y se apoderaban de las calderas de calefacción, radiadores, vitrocerámicas, hornos, grifería y otros objetos, no dudando en desmontar el material en aquellos lugares donde ya estaba instalado. Una vez cometidos los robos, la banda trasladaba la mercancía hasta los almacenes y domicilios de los integrantes y contactaban con tres receptadores, a los que se les ofrecía el material y a modo de subasta se lo adjudicaban al mejor postor. En otras ocasiones, eran los receptadores los que solicitaban a los ladrones los elementos térmicos, indicándoles la cantidad, marca y modelos que necesitaban. Según los investigadores, los detenidos actuaban tres o cuatro noches por semana, y cada una de ellas podrían perpetrar entre tres y cuatro robos en diferentes puntos. Entre ellos, llegaron a robar en una sola noche 41 calderas de calefacción, 200 radiadores, 29 vitrocerámicas y 29 hornos en la Urbanización Residencial 'Polvoranca' de la localidad madrileña de Leganés. En la operación se han practicado nueve registros en viviendas y almacenes de las localidades de Parla, Fuenlabrada, Móstoles, Torrejón de Ardoz, Coslada, todas ellas de la Comunidad de Madrid, así como 1 en Madrid capital. Entre los efectos intervenidos se encuentran 190 calderas, 1219 radiadores, 21 hornos, 100 grifos, 18 vitrocerámicas, 8 televisores, 11 ordenadores y más de 20.000 euros, para cuyo traslado los agentes necesitaron la utilización de cuatro camiones. Las investigaciones dirigidas por el Juzgado de Instrucción número dos de Zamora, han sido llevadas a cabo por unidades de la Guardia Civil de Zamora, Madrid, Segovia y de la Unidad Central Operativa, apoyados por el Grupo de Reserva y Seguridad de Madrid.