Desmantelada una red internacional acusada de introducir droga a través de paquetes postales

VALENCIA, 21 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil de Valencia han desmantelado, con la detención de tres personas, una organización internacional supuestamente dedicada a la introducción de droga a través de paquetes postales. Durante la operación, que se inició en 2007, los agentes intervinieron un total de 21 envíos que contenían la cantidad de 6 kilos de cocaína y 290 gramos de heroína, según informó el Instituto armado en un comunicado.

La droga iba oculta en cajas de juguetes, perchas, filtros de aceite, maquinaria y otros artículos. La operación, denominada 'Safo', se inició en 2007 para investigar una serie de envíos postales a través de una cadena de 'mail boxes', establecimientos dedicados entre otras actividades a la actividad comercial de recepción de correspondencia privada desde distintos lugares del mundo.

En el transcurso de las investigaciones los agentes detectaron que estos envíos iban dirigidos a personas domiciliadas en Valencia que utilizaban identidades falsas. En una primera actuación, realizada en el año 2007, la Guardia Civil de Valencia efectuó una entrega controlada de un paquete postal, que contenía una caja de juguetes con dobles fondos donde se ocultaba un total de 200 gramos de cocaína.

Desde entonces y en distintas fechas de los años 2007 a 2009, las investigaciones de la Guardia Civil han permitido la apertura de un total de 20 envíos más, todos ellos procedentes de países sudamericanos y con destino a personas con identidad falsa y residencia en la provincia de Valencia.

La operación se ha saldado con la detención de tres personas, todos ellos de nacionalidad nigeriana, entre los que se encuentra la persona supuestamente encargada de la organización en España, como presuntos autores de un delito contra la salud pública y falsedad documental. En total, se han intervenido seis kilogramos de cocaína y 290 gramos de heroína, entre todos los paquetes ocupados.

En esta operación, y siguiendo el itinerario de los envíos de droga a través de paquetes postales, la Guardia Civil ha contado con la colaboración de las Autoridades aduaneras de otros países. Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos y no se descartan nuevas detenciones.