Detenidas 14 personas como presuntos miembros de un grupo que extorsionaba a presos y a familiares

ALICANTE, 08 (EUROPA PRESS) Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a un total de 14 personas en diferentes ciudades de España, como presuntas integrantes de un grupo que extorsionaba desde los centros penitenciarios a presos y a sus familiares, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Comisaría Provincial de Alicante.

La operación llevada a cabo por la Policía Nacional ha contado con la colaboración de la Administración Penitenciaria y del centro penitenciario de Fontcalent, en Alicante, donde se produjeron cuatro de las detenciones a internos.

Así mismo, detuvieron a un preso en el centro penitenciario de Valdemoro (Madrid), y a dos personas en Orihuela (Alicante), cinco en Alicante, dos en Alcoi (Alicante), y una persona quedó imputada en la ciudad de Valladolid.

Una vez conocidas las identidades de estas personas, se estableció un dispositivo conjunto, realizado en las ciudades de Alicante, Orihuela, Alcoi, Gandía, Valladolid y Madrid (Valdemoro), para la detención de todos ellos.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo de Delincuencia Económica de Alicante, Grupo de Extorsiones de Madrid y las Brigadas de Policía Judicial de las Comisarías de Orihuela, Alcoy, Gandía y Valladolid.

Las pesquisas policiales permitieron conocer que los miembros de la banda mantenían una estructura definida, con tareas específicas asignadas a cada uno de sus integrantes. Según este reparto de funciones, unos amenazaban directamente a los presos, y les daban las instrucciones que tenían que impartir a la familia para el ingreso de las cantidades demandadas en diferentes cuentas bancarias.

Por su parte, otros extorsionaban con amenazas de muerte vía telefónica a los familiares y el último eslabón de la cadena lo formaban los encargados de recaudar el dinero.

En la operación, los agentes han intervenido veinticinco ingresos bancarios realizados por las víctimas a favor de los extorsionadores, y la cuantía obtenida por los arrestados hasta el momento podría ascender hasta los 25.000 euros.