Detenido en Marbella un hombre que robó 4.917 euros a un vecino de Gijón que acababa de sacarlos del banco

GIJÓN, 21 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional ha detenido en Marbella a un varón perteneciente a un grupo organizado que participó en la sustracción de 4.917 a un vecino de Gijón que acaba de sacarlos de una entidad bancaria. El detenido, de origen mexicano, tenía seis reclamaciones judiciales y policiales por delitos de idéntica factura cometidos durante este año, según informó la Policía en una nota de pernsa.

El pasado día 25, agentes de la Policía Nacional de Marbella procedieron a la detención de dos varones de origen mexicano a quienes pillaron 'in fraganti' cometiendo el "hurto de la siembra".

Los agentes de servicio de paisano en una gasolinera marbellí observaron como los detenidos vigilaban a una mujer que estaba repostando combustible y le hacían señas indicándole desde su vehículo que le habían caído al suelo unos billetes de euro. Luego , uno de ellos hizo ademán de ayudarla a recogerlos mientras el otro aprovechaba el descuido de la conductora para apropiarse de su bolso.

Fueron detenidos en ese momento y recuperado el bolso de la señora que contenía 2.500 euros que acababa de sacar de su entidad bancaria desde donde la venían siguiendo los delincuentes.

Los detenidos son dos hombres miembros de un grupo organizado especialistas en estas modalidades delictivas, intermedias entre el hurto y el timo, en las que utilizan diversas artimañas para ganarse la confianza de la víctima y apoderase de su dinero.

Uno de los detenidos, Vicente B.S de de 41 años de edad y con domicilio en Madrid tenía una búsqueda y detención de la Policía Nacional de Gijón por el hurto de 4.917,32 euros cometidos contra un vecino de Gijón de 65 años de edad el día 5 de Mayo.

Los hechos sucedieron en la calle Corrida sobre las once de la mañana cuando la víctima acudió al banco a efectuar un ingreso de dinero. En el momento de rellenar el impreso para hacer la operación bancaria, dejó el sobre con su dinero encima del mostrador y en ese momento se le acercó un varón que le preguntó por uno de los empleados y se marchó al instante. Al finalizar de cubrir el resguardo se percató de que le habían cambiado el sobre, se habían apoderado del suyo y en su lugar le dejaron otro conteniendo folletos de promociones del propio banco.

Las investigaciones sobre este hecho permitieron averiguar que en la perpetración del mismo habían intervenido cuatro personas, una mujer y tres hombres de origen suramericano , Venezolanos y Mexicanos y Chilenos, de amplio historial delictivo , miembros de una banda de carácter itinerante asentada en la capital de España desde donde se desplazaban para cometer sus acciones delictivas por todo el territorio español, dificultando su localización y detención.

Dada su permanente movilidad geográfica, una vez se logró su plena identificación se realizó la inmediata difusión a todas las plantillas y servicios policiales y se cursaron las pertinentes reclamaciones de búsqueda y detención en las Bases de datos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Tras la detención de estos dos hombres en Marbella el día 25 de mayo se comprobó que ambos usaban varias identidades y nacionalidades para enmascarar su identidad, dificultar aún más su identificación, y evitar su expulsión del territorio español ya que ambos se encontraban en situación irregular. Los demás identificados en Gijón todavía no han sido hallados, por lo que se han activado los mecanismos de coordinación policial para su localización y puesta a disposición judicial.

El hombre reclamado en Gijón contaba con diez detenciones anteriores por delitos contra el patrimonio y además tenía seis reclamaciones pendientes por autoridades judiciales y policiales de Albacete , Málaga, Logroño, Torrelavega, Alcalá de Henares, siendo encartado por delitos de falsedad documental , asociación ilícita y hurto. El otro detenido, Alvaro C.L de 45 años edad tenía antecedentes en Madrid y había sido detenido hace unos meses por la Guardia Civil de Gandía por el hurto de 1.2000 euros.

Los detenidos son delincuentes habituales denominados en el argot policial como ' Cogoteros' que se dedican de forma permanente y cómo único medio de vida, a la ejecución de varias modalidades delictivas para cometer sus hurtos.