Detenido en Oporto el gijonés acusado de estrangular a su ex novia hace 7 meses

  • Oviedo, 9 mar (EFE).- La Policía portuguesa ha detenido en Oporto al presunto asesino de María de León Reyes, la mujer dominicana de 37 años hallada muerta en el domicilio de su ex novio y principal sospechoso de haberla estrangulado a principios de agosto del pasado año, una semana después de que fuese denunciada su desaparición en Gijón.

Oviedo, 9 mar (EFE).- La Policía portuguesa ha detenido en Oporto al presunto asesino de María de León Reyes, la mujer dominicana de 37 años hallada muerta en el domicilio de su ex novio y principal sospechoso de haberla estrangulado a principios de agosto del pasado año, una semana después de que fuese denunciada su desaparición en Gijón.

La detención de José Manuel C.B., de 46 años, tuvo lugar a las 20:00 horas del pasado sábado, 7 de marzo, ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Gijón.

Al parecer, la detención del sospechoso fue posible a raíz de que su coche, un Jaguar de color verde y matrícula de Oviedo, fuese localizado en Oporto a finales de febrero.

Sobre el supuesto autor de la muerte de María de León Reyes pesaba una orden de detención internacional gestionada por Europol e Interpol ya que la Policía española barajó desde un principio que pudiese haber abandonado el país tras la muerte de su ex novia.

Las mismas fuentes han informado de que los organismos judiciales portugueses y españoles están llevando a cabo de forma "urgente" los trámites para formalizar la extradición del detenido, que podría ser trasladado a Gijón en unos días para declarar ante el Juzgado de Instrucción número 4 de esta ciudad.

Los familiares de la víctima ya han sido informados hoy mismo de la detención del presunto asesino de María León Reyes, con cuya declaración esperan poder lograr el "total esclarecimiento" de los hechos que desencadenaron su muerte.

El cadáver de María de León Reyes fue hallado estrangulado el 5 de agosto en el domicilio de su ex novio, una semana después de que los familiares de la mujer hubiesen iniciado su búsqueda.

La víctima de la agresión, madre de dos niños de 16 y 10 años, llevaba diez años residiendo en Gijón y trabajaba como camarera en un mesón de la ciudad.

El presunto asesino de esta mujer, un hombre de unos 40 años y propietarios de dos establecimientos de hostelería de la ciudad, fue considerado desde el principio como el principal sospechoso, dado que no se supo nada más de él desde el mismo día en el que fue vista por última vez María de León Reyes.

El cadáver de la mujer, que había salido con su presunto agresor dos años antes, fue encontrado sin ropa sobre la cama y sin aparentes signos de violencia, si bien la autopsia reveló que había muerto por asfixia tras ser estrangulada la misma madrugada del día en que desapareció.

Los familiares habían denunciado que el sospechoso acosaba a la fallecida con mensajes telefónicos y ya habían acudido el mismo día de su desaparición hasta el citado domicilio, donde nadie les abrió la puerta.