Detenido un hombre de 62 años que robó en 6 comercios y trató de agredir con una muleta a las empledas

El arrestado es un delincuente habitual con 21 detenciones en su historial e intentó golpear a las trabajadoras que le persiguieron

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 62 años de edad, con un historial de 21 arrestos, quien cometió en pocos días seis hurtos en comercios de Santander y trató de agredir con una muleta a varias empleadas que se le persiguieron y se enfrentaron a él para tratar de impedir que se llevara lo sustraído.

Según la información facilitada hoy por la Jefatura de Policía, la detención del sospechoso, identificado como JL.V.D, de 62 años de edad, se llevó a cabo en la mañana del pasado viernes, día 22 de mayo, por un robo con violencia cometido la misma mañana de su detención, cuando amenazó y trató de agredir a las empleadas de dos comercios de Santander que se enfrentaron a él, después de haber sustraído artículos en sus tiendas.

Cuando le detuvieron, le ocuparon un pantalón que había sustraído y comprobaron que, entre el 20 y el 22 de este mes de mayo, había hurtado diferentes artículos en seis comercios de Santander.

En concreto, sobre la una de la tarde del pasado día 22, se alertó al 091 desde un comercio del centro de Santander, donde se había cometido un hurto. Cuando la dotación policial llegó a la joyería, les comunicaron que también habían sustraído artículos en otro local, y que empleadas de ambos negocios estaban persiguiendo al sospechoso. Cuando las localizaron, las trabajadoras comunicaron a los policías que el delincuente estaba dentro de una tienda en la calle Jesús de Monasterio. Los agentes de Seguridad Ciudadana arrestaron en ese momento a JL.V. y le ocuparon un pantalón que había sustraído en otro comercio. En el local donde le arrestaron, denunciaron que, momentos antes, el detenido había sustraído un bolso. INTENTÓ AGREDIRLAS CON UNA MULETA

Además, las empleadas que le siguieron explicaron a los agentes que antes de arrestarle, se habían enfrentado a él y, pese a que las amenazó y trató de agredirlas con la muleta que llevaba, recuperaron una maleta y un bolso del comercio de una de ellas, pero no las joyas y bisutería del primer negocio, que el sospechoso entregó a una mujer cuando salió del mismo. Tras el revuelo que el ladrón había formado en la zona, cuando le estaban deteniendo llegó la responsable de otro negocio, denunciando que el mismo individuo le había sustraído el día 20 gran cantidad de revistas, que consiguió recuperar cuando se enfrentó a él, pese a las amenazas con la muleta. También comunicó a los agentes que después de su comercio se fue a una floristería cercana, donde se llevó sin pagar un ramo de flores. Antes de trasladarle a Jefatura, los policías consiguieron identificar a la mujer a quien "pasó" las joyas y la bisutería sustraídas en la joyería.

En Jefatura se hizo cargo del caso la Brigada de Policía Judicial, que tomó declaración a los perjudicados y comprobó que desde 1967, JHL.VD. tiene un historial de veintiun detenciones, la mayoría de ellas en Valladolid, Salamanca y Santander por robos, tráfico de drogas y explotación de la mendicidad. Cuando le tomaron declaración dijo que él no había sustraído nada, y pasó a disposición judicial.