Detenido un hombre en Tenerife por increpar y golpear a efectivos de la Guardia Civil

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil del Puesto de Güímar (Tenerife) ha detenido a un hombre de 37 años vecino del municipio como presunto autor de un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad, según informó hoy la Benemérita en una nota.

Los hechos se produjeron el pasado fin de semana, cuando los agentes de la Guardia Civil fueron requeridos para personarse en un bar de la localidad como consecuencia de una pelea. A su llegada, se encontraron con una persona en el suelo que presentaba heridas en la cabeza, el tronco y los brazos. Ante la llegada de la ambulancia, éste se levantó y comenzó a increpar a los agentes de manera violenta y a golpearlos, por lo que tuvo que ser detenido.

Por otro lado, la Guardia Civil del Puesto de Guía de Isora detuvo el pasado sábado a dos hombres de 25 y 33 años de edad, ambos vecinos de Santiago del Teide, al acceder a un local de restauración que estaba cerrado aprovechándose de un defecto en la puerta de acceso.

A la llegada de los agentes, éstos se percataron de que los hombres se encontraban en estado de embriaguez y pretendían seguir bebiendo en el local, por lo que la intervención de los policías provocó que uno de ellos se comportara de manera violenta llegando a agredir a uno de los agentes.

TRÁFICO DE DROGAS

En otro orden de cosas, en Playa de Las Américas la Benemérita detuvo el pasado fin de semana a un joven de 21 años y vecino de Santa Cruz de Tenerife, como presunto autor de un delito de contra la salud pública. Al detenido se le detectó en un control rutinario de vehículos en la zona de Las Rosas (Arona), portando en el interior de su coche 17 bolsas pequeñas conteniendo supuestamente cocaína con un peso total de 8,5 gramos.

Finalmente, en el municipio de Candelaria la Guardia Civil de ese Puesto detuvo en el día de ayer a dos hombres, de 20 y 29 años de edad y vecinos de La Laguna, como presuntos autores de un delito de un robo con fuerza en las cosas. Los dos hombres habían sustraído cinco toneladas de hierro en el transcurso de varios días del interior de una empresa de áridos de la localidad. La valoración total de los efectos asciende a 22.187 euros y han sido íntegramente recuperados y entregados a su propietario.