Detenido un hombre que tenía 55 detenciones anteriores al sustraer un televisor de una peluquería

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Sevilla detuvo hoy y puso a disposición judicial a un varón que responde a las iniciales son J.T.M., de 26 años y vecino de Sevilla, como presunto autor de un delito de robo de fuerza en las cosas, tras fracturar una ventana de un establecimiento y sustraer de su interior un televisor.

Según informó en un comunicado el Ayuntamiento de Sevilla, los hechos sucedieron de madrugada en la calle Avión Cuatro Vientos, donde se desplazaron agentes de la Policía Local, alertados por la llamada de un vecino denunciando de que en dicho establecimiento se estaba produciendo un robo.

Ya en el lugar, los agentes contactan con un ciudadano, testigo de los hechos, que les relata como, alertado por el ruido en el local que tiene debajo de su vivienda se asoma al balcón y observa a una persona, a la que describe con detalles, salir del local cargando con un televisor entre sus brazos.

Este vecino llama la atención al delincuente, quien sorprendido abandona el televisor en el suelo y sale corriendo en dirección a la Avenida Ramón y Cajal. Ante ello, los agentes, tras un breve rastreo por la zona, localizan de inmediato al presunto autor, que al verse sorprendido por los policías acelera su marcha e intenta esconderse bajo un vehículo estacionado.

Una vez detenido, al varón se le localizó entre otros objetos un destornillador de grandes dimensiones, unas tijeras metálicas. una navaja y una llave de grifa. El varón detenido, que fue plenamente identificado por el testigo de los hechos, fue trasladado a dependencias policiales donde se le instruyeron las oportunas diligencias por un presunto delito de robo con fuerza en las cosas.

En cuanto al establecimiento, se trata de un negocio dedicado a peluquería que tenía la persiana metálica de la puerta trasera totalmente fracturada y levantada a media altura, así como el interior revuelto.

El propietario de la peluquería fue localizado y se personó en el lugar donde reconoció la televisión de su propiedad, y en una primera inspección del interior del establecimiento, echó en falta una maquinilla de pelar. Los archivos policiales consultado, confirman que el detenido tenía 55 detenciones anteriores por diversos delitos, la última por una reclamación judicial.