Detenidos 27 miembros de una banda acusada de perpetrar más de 70 robos en domicilios, hoteles y centros comerciales

Golpearon y lesionaron a una pareja de ancianos en el robo de su vivienda de Los Nietos-Cartagena (Murcia) MADRID, 23 (EUROPA PRESS) La Guardia Civil ha detenido a 27 individuos que formaban parte de una organización responsable de más de 77 hechos delictivos cometidos en las provincias de Alicante, Murcia, Valencia, Albacete, Castellón e Islas Canarias. La red estaba dividida en tres grupos que se dedicaban a robos en domicilios, centros hoteleros y centros comerciales respectivamente. A los acusados también se les atribuyen delitos de tráfico de drogas, robos con violencia e intimidación y sustracción de vehículos. Entre los delitos esclarecidos, se encuentran dos robos en los que los detenidos golpearon y lesionaron a las víctimas, según han podido saber los agentes que han desarrollado la operación, denominada 'Vaqueros' y desarrollada en Alicante, Murcia y Madrid. Las investigaciones se iniciaron en septiembre de 2008, cuando la Guardia Civil consiguió identificar a los componentes de uno de los grupos de esta red, especializado en robos con fuerza en el interior de domicilios. Tras ello, descubrieron que el grupo lo componían varias células asentadas en Alicante, cuyos miembros, con amplio historial delictivo, eran dirigidos por un líder que dinamizaba y organizaba la actividad de la organización. TRES CÉLULAS ESPECIALIZADAS El grupo dedicado a los robos en el interior de viviendas constituía el "grueso" de la organización, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado. Estaba estructurado de forma en que uno de sus miembros se encargaba de realizar las labores de vigilancia y de recoger con un vehículo a sus colaboradores cuando finalizaban los robos. En una de sus acciones delictivas, los detenidos llegaron a golpear y amenazar con armas blancas a un matrimonio de ancianos residentes en una vivienda de la localidad murciana de Los Nietos-Cartagena. Los efectos que obtenían de los robos los vendían en España a receptadores habituales o bien los enviaban a sus países de origen. APROVECHARON LOS CARNAVALES PARA ROBAR La segunda célula operaba en establecimientos hoteleros, para lo cual se trasladó desde Alicante hasta las Islas Canarias, donde aprovechando la gran afluencia turística en la celebración de los carnavales, llevaron a cabo una campaña de robos con fuerza en establecimientos hoteleros y apartamentos turísticos. Las pesquisas revelaron la fecha en que el grupo regresaba a la península para depositar el botín, por lo que los agentes aprovecharon a practicar su detención a su llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas y a intervenir los 10.000 euros en efectivo, un kilo de oro en joyas, entre las que se encontraban piezas valoradas en unos 12.000 euros, y diversa documentación presuntamente falsa que transportaban. DETENIDOS EN EL AEROPUERTO DE BARAJAS El tercer grupo se dedicaba a cometer hurtos de ropa y otros efectos en centros comerciales. Para ello, fabricaba cajas de cartón de grandes dimensiones que recubrían con abundante papel de aluminio, y que impedían que las prendas, que contenían en su interior, fueran detectadas por los sistemas de alarma. Además, envolvían la ropa con papel de regalo para simular que era un efecto comprado en otra tienda. En los registros practicados en los domicilios de los detenidos se han podido recuperar tres de estas cajas, así como unas 2.000 prendas embaladas y preparadas para su transporte al Norte de África, lugar de destino para la venta de este género robado. Los detenidos son de nacionalidad argelina, española, francesa, marroquí, palestina, búlgara y holandesa. Los agentes han practicado nueves registros domiciliarios, uno en Murcia, uno en Crevillente (Valencia), uno en Campello (Valencia) y seis en Alicante, en los que se han intervenido diversa documentación falsa, droga y balanzas de precisión, dinero en efectivo, un vehículo y gran cantidad de joyas y efectos procedentes de robo, todo ello por un valor que asciende a unos 90.000 euros. Se han incautado cerca de 2.000 prendas de marcas comerciales como Springfield, Zara, Massimo Dutti, P&B, H&M, C&A, Celio, Bershka, Levis o Lacoste, cuyo valor se elevaría a unos 15.000 euros. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por efectivos del Equipo de Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil de Alicante, bajo la coordinación del Juzgado de Instrucción nº 2 de los de Torrevieja (Alicante), habiendo intervenido en determinadas fases de la operación efectivos de la USECI de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante.