Detenidos los integrantes de una banda que robó una vivienda simulando un registro de la Guardia Civil

GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a los presuntos integrantes de una banda, cuatro hombres, acusados de hacerse pasar por guardia civiles para simular un registro domiciliario y robar en el interior de una vivienda de Atarfe (Granada) tras mostrar a su propietaria una supuesta orden judicial.

Los arrestados se presentaron el pasado 24 de abril por la mañana en la vivienda y, tras identificarse como agentes con una cartera que tenía un emblema metálico de la Guardia Civil, uno de ellos enseñó a la denunciante dos folios escritos con la supuesta orden para la entrada y registro de su domicilio e irrumpieron dentro sin dejar que la mujer la leyera, informó el Instituto Armado en una nota.

Una vez dentro, encerraron a la mujer en la cocina y uno de ellos se quedó vigilándola, mientras los otros tres registraron la casa y se apoderaron de tres pantallas de ordenador, tres teléfonos móviles, joyas de oro, una cámara de vídeo y 1.500 euros en metálico.

Luego, para darle apariencia de verosimilitud al registro, precintaron con cinta adhesiva la puerta de bajada al sótano e inclusive le dejaron una nota de agenda para que el próximo mes de septiembre se presentaran en un juzgado de Granada.

La víctima, cuando fue consciente de que le habían robado, presentó denuncia en las dependencias oficiales de la Guardia Civil de Atarfe, e inmediatamente se inició una investigación para esclarecer los hechos.

Las pesquisas dieron como resultado la localización de un testigo que facilitó los datos de la matrícula del coche en la que los ahora detenidos huyeron con los efectos sustraídos.

Gracias a la matrícula, se encontró al titular del coche, uno de los falsos guardias civiles, que conllevó su arresto y el de los otros tres integrantes de la banda.

Los detenidos son tres vecinos de Granada, cuyas edades están comprendidas entre los 55 y 32 años, y un vecino de Las Gabias, de 36 años. Todos ellos tienen antecedentes policiales, por lo que los agentes encargados de la investigación sospechan que la supuesta orden judicial no era sino una de las muchas citaciones judiciales que han recibido.

La Guardia Civil informó de que en circunstancias normales un registro se realiza junto con el secretario del juzgado que ordena la entrada; los agentes de paisano que hacen el registro llevan un chaleco identificativo y cuentan, además, con el apoyo de alguna o algunas patrullas uniformadas.