Detienen "in fraganti" a un joven que con un compinche robó tres chalés y amordazó a una de sus dueñas en Aravaca

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) La Policía Nacional ha detenido "in fraganti" a un joven de 18 años y nacionalidad chilena que, junto un compinche, había robar tres chalés y amordazado a una de sus dueñas en una urbanización de Aravaca, en la capital, según informó a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. Los asaltos tuvieron lugar ayer sobre las 20.00 horas, todos en el mismo edificio del número 2 de la calle Cañaveral, en la urbanización Nuevo Mundo. Dos jóvenes accedieron al edificio y entraron en primer lugar a una de las viviendas de la planta baja, que dan al jardín, donde sustrajeron abundantes joyas y objetos de electrónica. A continuación, entraron en otro de los pisos bajos, que también estaba vacío, y se llevaron los artículos más valiosos. Pero los ladrones no se quedaron ahí y continuaron sus fechorías en el primer piso, al que accedieron a través de la ventana. De forma sorpresiva, se encontraron en su interior con una mujer de 60 años, que estaba convaleciente tras una operación en la pierna. Entonces, según las fuentes policiales, amordazaron a la señora, le taparon la cabeza con una almohada y le maniataron los pies con el cable de teléfono y las manos con un jersey. Como las ataduras eran flojas, la mujer pudo librase y pedir auxilio. En ese momento, un vecino llamó al timbre de su casa, por lo que los 'cacos', nerviosos, salieron precipitadamente de la vivienda por la ventana. Gracias a un dispositivo puesto en marcha por la comisaría de Moncloa-Aravaca para prevenir este tipo de robos, un coche patrulla acudió rápidamente al lugar y atrapó a uno de los ladrones, que previamente había saltado una valla metálica, que dobló, cayendo a un seto con esquinas situado en el jardín, donde quedaron esparcidas algunas de las joyas robadas. Aunque el joven, de gran complexión física, opuso mucha resistencia, fue reducido por la Policía. Así, consiguieron recuperar la totalidad de las joyas y efectos que acababan de sustraer, entre ellos un ordenador portátil. Durante el cacheo, le encontraron varios destornilladores y palancas, que presumiblemente había utilizado para forzar las puertas. Su compinche consiguió huir. El arrestado se llama Francisco Javier R.M. y, aunque llevaba poco tiempo residiendo en situación irregular en España, ya contaba con antecedentes policiales por robo con fuerza y atentado a agentes de la autoridad, tal y como consta en los archivos de la Benemérita. Según las diligencias instruidas hasta el momento en la comisaría de la Policía Nacional de Moncloa-Aravaca, con la detención de este individuo se han esclarecido los tres robos que acababa de cometer junto a su compañero, al que busca ahora la Policía. La Jefatura Superior destacó que, gracias a la rápida intervención policial, se ha podido recuperar la integridad del botín. Además, negó que exista en la actualidad una oleada de atracos en esta zona, aunque hubo un repunte en enero en este tipo de delitos, ya controlado. Varias viviendas de a vecina urbanización Altos del Hipódromo, cercana al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), fueron desvalijadas y su sistemas de alarma burlados por los ladrones a principios de año. De hecho, muchos residentes han instalado sistemas de seguridad privada en la zona, que patrullan 24 horas.