Dos jóvenes denunciarán a Mossos por la pérdida de vista por una pelota de goma

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

Dos jóvenes denunciarán a agentes de los Mossos d'Esquadra ante los tribunales por la pérdida de la visión de un ojo al ser golpeados presuntamente por pelotas de goma disparadas durante los incidentes posteriores a la celebración de la victoria del Barça en la final de la Liga de Campeones, según informaron hoy los familiares de los jóvenes.

La policía catalana ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y un portavoz ha confirmado que sólo hay conocimiento de una denuncia. Se trata de un joven ingresado en el Hospital de Vall d'Hebron de Barcelona, Óscar Alpuente, de 28 años y vecino de Cubelles (Barcelona).

Su madre, Olga García, aseguró a Europa Press que su hijo estaba con unos amigos en el Paseo de Gracia, cerca del edificio de la Bolsa, cuando un grupo de antidisturbios cargó contra ellos lanzándoles pelotas de goma. En ese momento, Oscar recibió un "impacto" en la cara que hizo que le explotara el glóbulo ocular.

Según su relato, los agentes actuaron sin avisar y el disparo se produjo "a menos de 15 metros de distancia y por encima de la cintura", contraviniendo la normativa en estos casos.

La madre explicó que Oscar está "moralmente bastante hundido" y que le costará aceptar sus lesiones. "Nos parece indignante que un chico vaya sanamente a celebrar la victoria de su equipo y le cambien la vida al cien por cien", dijo.

El otro herido es Jordi Naval, de 24 años y vecino de Lleida, que ha perdido también la visión de un ojo y está ingresado en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. Su madre, Pepita Sagués, explicó que el abogado prepara una denuncia ante los Mossos y el juzgado de guardia.

Un amigo suyo, Juan Miguel, ha asegurado a Catalunya Ràdio que él y la víctima se encontraban en la calle Unió, al final de La Rambla, cuando empezó una carga policial, empezaron a correr y fueron alcanzados por las pelotas de goma.

OTROS CASOS

la Coordinadora para la Prevención de la Tortura (CPT) denuncia en un comunicado las lesiones en un joven de 21 años, vecino de Barcelona, que sufrió fracturas en la mandíbula y pérdida de dientes, por al parecer el impacto también de pelotas de goma, y que fue atendido en el Hospital de l'Esperit Sant de Santa Coloma de Gramenet, donde ya ha recibido el alta.

La policía autonómica, antes de dispersar a los alborotadores con pelotas de goma, estuvo un rato alertando por los micrófonos sobre la intervención policial, a la vez que disparó salvas de alerta, que no contienen pelotas de goma.

Los incidentes en el centro de Barcelona tras la victoria del Barça el pasado miércoles se saldó con 119 detenidos y unos daños en el mobiliario urbano valorados en unos 100.000 euros por el Ayuntamiento.