El Ayuntamiento de Santa Cruz pone en marcha un dispositivo de seguridad para prevenir la quema de contenedores y coches

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26 (EUROPA PRESS)

El concejal de Seguridad Ciudadana y Vial de Santa Cruz de Tenerife, Hilario Rodríguez, ha decidido, junto con los mandos de la Policía Local de la capital tinerfeña, iniciar desde hoy las labores de vigilancia y prevención ante la reciente quema de contenedores de residuos sólidos y vehículos.

Rodríguez explicó que este nuevo dispositivo especial se hará efectivo "debido al aumento en la quema de contenedores de basura y vehículos estacionados que se ha producido en los últimos días". Para el diseño de este operativo se cuenta con la colaboración de la empresa Urbaser, a la que se le ha solicitado un listado de los contenedores quemados últimamente. Con estos datos, se determinarán las zonas preferidas de los pirómanos y se organizarán los puntos de vigilancia.

Esta iniciativa surge después de que en los últimos meses se hayan detectado quemas de contenedores en la ciudad que han dañado a fachadas. Concretamente, el pasado fin de semana ardían los contenedores situados en el barrio de El Toscal frente a la sede del partido Centro Canario Nacionalista en la calle de La Rosa.

Rodríguez apuntó que, además, se tomarán otro tipo de medidas "con el objetivo de evitar que la acción de estos gamberros pueda acabar poniendo en peligro la vida de alguna persona como ha podido ocurrir en los últimos incidentes". El edil insistió en que si bien los daños materiales han sido cuantiosos, "nuestra primera preocupación debe ser evitar que estos incendios puedan afectar a personas, más allá de sus viviendas, negocios o vehículos". De cualquier manera, este dispositivo policial pretende prevenir la quema de los contenedores y detener a los autores de estos hechos, algo que ya se consiguió hace unos meses.

Desde hoy mismo se ha activado para estas tareas al grupo de paisano de la Unipol, que será apoyado por agentes pertenecientes a los grupos operativos que estén trabajando en cada momento en las calles del municipio. "Este dispositivo, unido a la necesaria colaboración ciudadana, será el mejor remedio para intentar acabar con el peligro que suponen este tipo de prácticas", manifestó el edil.