El consulado de España en Montevideo se amplia por una demanda de nacionalidad

  • Montevideo, 26 mar (EFE).- El Consulado de España en Montevideo inauguró hoy los nuevos locales de su sección de registro civil para responder a la demanda de nacionalidad española por uruguayos descendientes de españoles.

El consulado de España en Montevideo se amplia por una demanda de nacionalidad

El consulado de España en Montevideo se amplia por una demanda de nacionalidad

Montevideo, 26 mar (EFE).- El Consulado de España en Montevideo inauguró hoy los nuevos locales de su sección de registro civil para responder a la demanda de nacionalidad española por uruguayos descendientes de españoles.

Las nuevas instalaciones consulares fueron inauguradas por la embajadora de España en Uruguay, Aurora Díaz-Rato, y el cónsul general español, Juan María López-Aguilar, en presencia de empresarios, diplomáticos y representantes de las principales asociaciones españolas en Montevideo.

El nuevo inmueble, un caserón de dos plantas y con más de 500 metros de superficie utilizable, permitirá ampliar la atención a los cientos de uruguayos descendientes de españoles que cada semana presentan sus papeles para aspirar a recibir esta nacionalidad.

El local servirá para aplicar mejor la Ley de la Memoria Histórica, explicó la embajadora española.

Según la disposición adicional séptima de esa ley, "las personas cuyo padre o madre hubiese sido originariamente español podrán optar a la nacionalidad española de origen si formalizan su declaración en el plazo de dos años desde la entrada en vigor" de la normativa.

Además, "este derecho también se reconocerá a los nietos de quienes perdieron o tuvieron que renunciar a la nacionalidad española como consecuencia del exilio", agrega el texto legal que entró en vigor en diciembre pasado.

Con la ampliación de los medios del Consulado español en Montevideo (que ha incluido la contratación temporal de 14 personas para ayudar en las gestiones con los solicitantes de nacionalidad) se ayuda a "recuperar las raíces" de los descendientes de los emigrantes españoles, añadió López-Aguilar.

En unas primeras estimaciones se indicó que entre 150.000 y 200.000 personas podrían presentar sus solicitudes en el curso de dos años para acogerse a la citada ley.