El fiscal pide siete años de cárcel para el dueño de un bar de Gijón que vendía hachís en su local

OVIEDO, 29 (EUROPA PRESS)

El fiscal especial antidroga de Asturias, José Perals, solicita una pena de siete años de prisión para un hombre acusado de vender hachís en el establecimiento que regentaba en la calle La Playa de Gijón, según el escrito de calificación del fiscal al que ha tenido acceso Europa Press. El juicio se celebrará mañana en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón.

Según el ministerio público, el acusado Marzouk E. H. aprovechaba los horarios de apertura al público para vender en el interior del su establecimiento la sustancia estupefaciente hachís a los clientes que acudían al mismo.

Y así, el día 20 de abril de 2007, agentes de la Policía Local de Gijón, que se encontraban de servicio en el interior del citado local, vieron como varias jóvenes se encontraban en el mismo fumando hachís.

Asimismo, procedieron a registrar el local, encontrando tras la barra, varios trozos de hachís, una bolsa de cocaína con 0,39 gramos con una riqueza base del 28,7 por ciento, valorado en 13,53 euros y un billete de 50 euros. En el registro personal del acusado se encontraron más trozos de hachís.

REGISTRO EN EL ALMACÉN

Igualmente, en el almacén del establecimiento encontraron recortes de bolsas de plástico y en la máquina registradora una bolsa conteniendo 6,14 gramos de una sustancia de polvo cristalino que el acusado usaba para mezclar con la cocaína y obtener un mayor beneficio en la venta de esta sustancia estupefaciente.

No ha quedado acreditado que en el local el acusado vendiera la sustancia cocaína, pero sí el hachís, siendo dicho bar uno de los puntos de consumo de dicha sustancia en el barrio de La Arena de Gijón. La totalidad del hachís hallado, que estaba destinado a la venta para terceros ascendió a 16,51 gramos de hachís, con un valor de 75,28 euros.

El acusado fue condenado por sentencia de 16 de enero de 1998 por tráfico de drogas a un año de prisión menor y por sentencia de 8 de mayo de 2007 por tráfico de drogas cualificado a dos años de prisión.