El Gobierno chileno aplicará la ley de seguridad a los guardias carcelarios en huelga

  • Santiago de Chile, 19 may (EFE).- El Gobierno chileno anunció hoy que recurrirá a la ley de seguridad del Estado a raíz de una huelga que desde este lunes mantienen unos 13.000 funcionarios de Gendarmería (Servicio de Prisiones) en demanda de mejoras laborales y salariales.

El Gobierno chileno aplicará la ley de seguridad a los guardias carcelarios en huelga

El Gobierno chileno aplicará la ley de seguridad a los guardias carcelarios en huelga

Santiago de Chile, 19 may (EFE).- El Gobierno chileno anunció hoy que recurrirá a la ley de seguridad del Estado a raíz de una huelga que desde este lunes mantienen unos 13.000 funcionarios de Gendarmería (Servicio de Prisiones) en demanda de mejoras laborales y salariales.

"La situación ha sobrepasado los límites tolerables para el Gobierno y para la ciudadanía", afirmó al hacer el anuncio el subsecretario del Interior de Chile, Patricio Rosende.

La decisión del Gobierno se produjo tras una serie de incidentes protagonizados en varias ciudades por piquetes de huelguistas, que se enfrentaron con la policía, bloquearon carreteras y apedrearon vehículos.

Los mayores disturbios ocurrieron en las sureñas ciudades de Puerto Montt y Valdivia y en el puerto de Valparaíso.

Tras el anuncio, los gendarmes se acuartelaron en las cárceles y sus dirigentes señalaron que la actitud del Gobierno sólo agudizará el conflicto.

Rosende aseguró a los periodistas que la decisión de aplicar la ley de seguridad se adoptó "no sólo por los desórdenes, sino por el incumplimiento de la ley, que ha afectado gravemente el funcionamiento del sistema judicial", situación que, advirtió, el Ejecutivo no permitirá.

"La tolerancia del Gobierno se acabó", dijo el subsecretario del Interior, que añadió que los huelguistas "están impidiendo el traslado de los reos" y se "han tomado carreteras en algunas ciudades del país".

Ello pese a que ejercen una función pública "que debe cumplirse las 24 horas al día; ellos saben cuáles son los principios y cuáles son las normas que rigen a la institución", recalcó.

Recordó que el Gobierno ha estado dispuesto al diálogo y que en el Congreso se tramita un proyecto que establece un mejoramiento en la carrera funcionaria, "como nunca antes en la historia de Gendarmería".

Agregó Rosende que el requerimiento judicial por transgresión a la ley de seguridad del Estado será presentado en los tribunales "en el curso del día".

La aplicación de esa ley supone que el Gobierno pide al Poder Judicial facultades para intervenir en los recintos carcelarios y determinar a los responsables y participantes en las transgresiones.

La normativa no permite a los funcionarios públicos interferir con el normal funcionamiento del Estado y las instituciones, y establece medidas para los medios de comunicación que inciten algún tipo de movilización en este sentido.

En líneas generales, los gendarmes piden aumentos salariales, ampliación del contingente de funcionarios y mejoras en la infraestructura carcelaria.

También desean una instancia de discusión para hacer indicaciones al proyecto de ley que se tramita en el Congreso.

Cristián Alveal, presidente de la Asociación de Oficiales Penitenciarios, calificó como "lamentable" el anuncio del Gobierno y aseguró a los periodistas que "la movilización sigue".

"Lamentablemente podrían generar a través de esta amenaza una radicalización absoluta de las medidas que el personal pueda tomar al interior de los penales", agregó el dirigente.

Explicó que con las protestas han intentado "instalar la crisis del sistema penitenciario" y demandar al Estado "una real preocupación por los penales y por las condiciones laborales del personal de Gendarmería".