El Gobierno ordena la investigación del asesinato de tres líderes nacionalistas baluchis

  • Islamabad, 14 abr (EFE).- El Gobierno paquistaní anunció hoy la creación de una comisión de investigación de alto nivel para esclarecer el secuestro y asesinato de los tres líderes nacionalistas baluchis cuya muerte desencadenó el pasado jueves cuatro días de violentas protestas en el suroeste del país.

El Gobierno ordena la investigación del asesinato de tres líderes nacionalistas baluchis

El Gobierno ordena la investigación del asesinato de tres líderes nacionalistas baluchis

Islamabad, 14 abr (EFE).- El Gobierno paquistaní anunció hoy la creación de una comisión de investigación de alto nivel para esclarecer el secuestro y asesinato de los tres líderes nacionalistas baluchis cuya muerte desencadenó el pasado jueves cuatro días de violentas protestas en el suroeste del país.

"La nación está profundamente consternada por el trágico suceso. Hemos ordenado una investigación especial que contará con oficiales de todos los servicios de inteligencia", declaró el titular de Interior, Rehman Malik, en rueda de prensa desde Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, según el canal "Express TV".

Malik agregó que las pesquisas estarán coordinadas por un cargo importante de los cuerpos de guardia de fronteras y que contarán con el asesoramiento de diputados regionales.

El ministro instó a los ciudadanos a cooperar con las fuerzas del orden para acabar con lo que calificó de "conspiración" que pretende "desestabilizar Pakistán".

El pasado día 9, las autoridades baluchis hallaron en una zona aislada los cadáveres mutilados de tres políticos de partidos nacionalistas que, según denunció la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, habían sido secuestrados previamente por agentes de los servicios secretos y de las fuerzas de seguridad.

El suceso desencadenó una ola de violentas protestas en todo Baluchistán, donde en cuatro días murieron 16 personas, muchas de ellas policías y paramilitares, aunque también individuos pertenecientes a diferentes etnias y regiones del país.

Este lunes, la provincia comenzó a volver a la normalidad, aunque los centros educativos y otras instituciones todavía permanecen cerrados, según los medios paquistaníes.

Uno de los líderes asesinados, Ghulam Mohamed Baloch, desempeñó un papel importante en la reciente liberación del trabajador estadounidense de la ONU John Solecki, quien estuvo secuestrado durante dos meses por un grupo armado nacionalista.

En Baluchistán, la provincia más extensa y despoblada del país, -rica en recursos naturales pero muy depauperada-, operan varios grupos nacionalistas armados que desde hace décadas exigen una mayor autonomía o la secesión de Pakistán.

Los partidos nacionalistas, minoritarios, han acusado tradicionalmente al Ejército paquistaní y a sus servicios de inteligencia principales (ISI) de orquestar el asesinato de insurgentes y activistas baluchis y han denunciado que varios centenares de militantes siguen en paradero desconocido.