El juez tomará declaración al asesino confeso y al menor implicado en la desaparición de Marta del Castillo

  • Sevilla, 9 mar (EFE).- El juez que investiga la desaparición y muerte de la adolescente sevillana Marta del Castillo tomará declaración mañana, por segunda vez, al asesino confeso, Miguel C.D., y al menor de edad Javier G.M., que presuntamente le ayudó a arrojar el cuerpo al Guadalquivir.

El juez tomará declaración al asesino confeso y al menor implicado en la desaparición de Marta del Castillo

El juez tomará declaración al asesino confeso y al menor implicado en la desaparición de Marta del Castillo

Sevilla, 9 mar (EFE).- El juez que investiga la desaparición y muerte de la adolescente sevillana Marta del Castillo tomará declaración mañana, por segunda vez, al asesino confeso, Miguel C.D., y al menor de edad Javier G.M., que presuntamente le ayudó a arrojar el cuerpo al Guadalquivir.

Fuentes del caso han informado hoy a Efe de que Miguel, de 19 años, será trasladado a los juzgados desde la cárcel, y Javier, desde el Centro de Menores, pues ambos se encuentran desde el pasado 16 de febrero en prisión incondicional sin fianza.

El juez de instrucción 4 de Sevilla tomará además declaración, como testigo, a María M., novia del hermano mayor de Miguel, que estuvo estudiando en el piso donde presuntamente se cometió el crimen la misma noche de la muerte, el pasado 24 de enero, a partir de las 00.30 horas.

En esta ocasión no ha sido citado Samuel B.P., de 19 años, el tercer joven que presuntamente ayudó a arrojar el cuerpo de Marta al río, ya que, tras confesar los hechos ante la Policía, ante el juez negó su autoría y denunció haber confesado tras ser golpeado y amenazado.

El objeto de las nuevas comparecencias de Miguel y Javier es aclarar la forma en la que se produjo la desaparición de Marta del Castillo, ya que ambos han incurrido en contradicciones sobre aspectos fundamentales.

Así, Miguel ha afirmado que golpeó a Marta con un cenicero en la cabeza estando en su dormitorio de la calle León XIII de Sevilla, pero Javier sostiene que cuando llegó al piso se encontró el cuerpo de Marta en el salón.

Además, Javier ha dicho que el hermano mayor de Miguel, Francisco Javier D.M., estaba en el piso y le amenazó si contaba algo, mientras que el asesino confeso ha exculpado a su hermano y ha dicho que no estuvo en el piso tras la muerte de la joven.

El menor de edad ha dicho además que Marta fue sacada del piso envuelta en una manta, y Miguel, que lo hicieron Samuel y Javier a hombros.

Francisco Javier D.M. cumple también prisión incondicional como cómplice del asesinato pese a que ha declarado que aquella noche salió del piso a las 20.30 horas, estuvo hasta las 23 horas con su esposa e hija de corta edad, y luego recogió a su actual novia en su coche y se fue a trabajar al bar que regenta en el barrio de Nervión hasta la madrugada.

La esposa de Francisco Javier -con quien había cesado la convivencia- declaró la semana pasada al juez que el 24 de enero su marido llegó a su casa en la calle Tharsis entre las 21.05 y 21.10 horas y hasta aproximadamente las 23 horas el acusado cenó con su hija de corta edad y vio con ella una película con perros como protagonistas.

Sin embargo, según el juez, este imputado se quedó en el piso "limpiando restos y huellas" mientras su hermano y dos amigos arrojaban el cuerpo al río Guadalquivir.