El PP denunciará supuestas irregularidades en el cambio de uso de un edificio en Santa Fe

GRANADA, 13 (EUROPA PRESS)

El PP llevará a los tribunales las supuestas irregularidades que ya denunció por la vía contencioso-administrativa en el cambio de uso que el Ayuntamiento de Santa Fe (Granada), gobernado por el PSOE, hizo del edificio V Centenario de la localidad para la construcción de 82 viviendas.

Según explicó hoy en rueda de prensa el diputado provincial del PP Francisco Javier Maldonado fue en 2006 cuando el Consistorio aprobó en pleno el cambio mediante un estudio detalle del uso terciario de la construcción en residencial familiar, con una fórmula "que se salta a la torera" la normativa urbanística.

De hecho, la Junta de Andalucía ha remitido escritos al Ayuntamiento para solicitarle que revise el citado acuerdo plenario, ya que, "el estudio detalle en ningún caso puede modificar el uso urbanístico del suelo".

Así, el Gobierno andaluz, a través de Consejería de Obras Públicas y Transportes, requiere también que "una vez iniciado el expediente de revisión se proceda a la suspensión del citado estudio de detalle y de los posteriores acuerdos municipales que se hayan adoptado en desarrollo de este plan", según relató Maldonado, que se preguntó qué pasará con las 82 familias que vivirían en el edificio si finalmente se declara nulo el acuerdo.

De igual modo, según señaló el diputado, el V Centenario contaba con una plaza de 2.600 metros cuadrados en la cubierta que era propiedad municipal, valorada en 103.000 euros, que permutó en 2002 por un local de 150 metros cuadrados. Sin embargo, el Ayuntamiento tuvo que indemnizar a la empresa en 51.000 euros, lo que supuso que vendió la plaza por sólo en 53.000 euros, un operación que "no se entiende", por lo que serán los jueces los que deberán determinar "quién se benefició" en ella.

Por su parte, el portavoz 'popular' en el Ayuntamiento santaferino, Juan Cobo, que se quejó de la dificultad de su grupo para acceder a la información sobre este expediente de su grupo, consideró que el cambio de uso se debió a un supuesto "pelotazo urbanístico", que calificó de "barbaridad".

Cobo también censuró que el Ayuntamiento haya cedido parte de la finca La Cantina, de uso agrícola, al padre de un concejal "sin que exista convenio o acuerdo" que regule esa situación, cuando "puede haber otros jubilados en Santa Fe que puedan también cultivar en esos terrenos" y, por otro lado, criticó que un trabajador en el Consistorio supuestamente acosado haya sido despedido después de haber estado de baja por depresión.