El Salvador pide cooperación entre países para enfrentar flagelo de las pandillas

  • Acajutla (El Salvador), 28 abr (EFE).- El ministro salvadoreño de Seguridad, René Figueroa, dijo hoy que el trabajo coordinado entre los distintos países es fundamental para combatir y evitar la propagación de las pandillas o "maras" en América.

El Salvador pide cooperación entre países para enfrentar flagelo de las pandillas

El Salvador pide cooperación entre países para enfrentar flagelo de las pandillas

Acajutla (El Salvador), 28 abr (EFE).- El ministro salvadoreño de Seguridad, René Figueroa, dijo hoy que el trabajo coordinado entre los distintos países es fundamental para combatir y evitar la propagación de las pandillas o "maras" en América.

"Es importante involucrar a otros Estados; entre más Estados estemos involucrados, más sólido y más efectivo es el cerco integral contra las pandillas", explicó el funcionario, en el marco de la V Cumbre Antipandillas que se inauguró hoy en El Salvador.

Figueroa señaló como un imperativo que los países fortalezcan el intercambio de información, y que, aparte de las medidas punitivas y de "operatividad", se refuerce la "prevención".

Anunció que en este encuentro, que se desarrolla en un hotel de playa cercano al puerto de Acajutla, 84 kilómetros al suroeste de San Salvador, se analizarán temas como las "ofertas laborales que se le pueden presentar a jóvenes que deseen abandonar las pandillas".

Unos 300 expertos de 12 países asisten a esta convención, en la que abordarán de forma integral el fenómeno de las pandillas, como una estrategia para combatir a estos grupos considerados como una amenaza a la seguridad en América.

Según los organizadores, a la reunión asisten representantes de Canadá, EE.UU., México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Colombia, Argentina, Puerto Rico, Italia, España y el país anfitrión.

Los delegados, que se reúnen a puerta cerrada, concluirán la actividad el próximo jueves.

La Convención Antipandillas cuenta con el apoyo directo de la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por su sigla en inglés).

Las autoridades estadounidenses han sostenido en los últimos años que las pandillas mantienen vínculos con el crimen organizado y que su accionar ha sobrepasado las fronteras de los países.

En especial, las agencias de investigación señalan serios problemas relacionados con las pandillas en El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Estados Unidos.

Las pandillas se propagaron en El Salvador durante finales de la década de los 80 del siglo pasado, a raíz de las deportaciones de salvadoreños que habían tenido contacto con pandillas de la ciudad estadounidense de Los Ángeles.

El fenómeno creció en la siguiente década luego del fin de la guerra civil (1980-1992), cuando los deportados con antecedentes criminales no encontraban los peligros propios del período de conflicto y El Salvador mantenía, igual que en el pasado, graves problemas de desempleo, pobreza y marginación social.