El Supremo ordena repetir el juicio contra la cúpula de los 'Latin Kings' por indefensión de los acusados

Concluye que no hubo un proceso con todas las garantías al no desvelarse a las defensas la identidad de los testigos protegidos

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo ha ordenado a la Audiencia Provincial de Madrid repetir el juicio que se celebró en mayo de 2007 contra catorce cabecillas de los 'Latin Kings', de los que once fueron condenados a penas de entre 3 años y un año de prisión por asociación ilícita. La sentencia que se anula obligó a la disolución de la banda en el Reino Inca establecido en la Comunidad de Madrid.

En un fallo hecho público hoy, la Sala de lo Penal del Alto Tribunal estima en parte los recursos de casación presentados por los condenados, entre los que figura el fundador de la banda, Eric Javier Velastegui, alias 'El Padrino'. El Supremo anula la sentencia y ordena a la Audiencia madrileña que celebre un nuevo juicio a cargo de un tribunal compuesto por magistrados diferentes a los que intervinieron en la primera ocasión.

Pese a que se anula la orden de disolución de la banda, hay dos sentencias posteriores que incluyó esta misma cuestión. Se trata de las resoluciones judiciales en las que se condenó a los asesinos de Wilson Fernández Ríos, el menor que murió en septiembre de 2005 en Usera, y Jimmy Junior Ureña del Villar, el joven de 18 años que falleció el 4 de noviembre de 2005 en una plaza de Ciudad Lineal (Madrid).

Tras revisar los recursos, el Supremo considera nulas las declaraciones de los testigos protegidos que declararon durante la vista oral y a los que se les distorsionó la voz. Concluye que esta prueba sobre la que se fundamentaron la totalidad de las condenas impuestas no es válida. Estima así que se vulneró el derecho de los acusados a un proceso con todas las garantías al negarse el tribunal a desvelar a las defensas los datos de la identidad de los testigos.

En la sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Luciano Varela, la Sala echa mano de la doctrina establecida por el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos (TEDH) para recordar que "si se mantiene el anonimato de los testigos de la acusación, la defensa se verá enfrentada a dificultades que el procedimiento penal no debería normalmente incluir". Según el tribunal europeo, "no se debe prohibir a un demandante que examine la fiabilidad de los testigos anónimos".

PONER AL DESCUBIERTO ANIMOSIDADES

Recalca que, en este caso, se trata de "una organización en la que eran evidentes las discrepancias entre las personas que asumieran responsabilidades orgánicas". Por ello, recoge el fallo, "conocer la identidad de los testigos puede ser relevante para poner al descubierto eventuales animosidades que cuestionen la credibilidad del testigo".

"Pero la efectividad de esta estrategia de la defensa queda cercenada si ésta no puede conocer, y con la adecuada anticipación, la identidad de quienes les dirigen los cargos. Si ésta se mantiene oculta, aquel irrenunciable e ineludible derecho del acusado será irremediablemente frustrado", añade.

En su sentencia, de junio de 2007, la Audiencia impuso penas a once 'Latin' que oscilaban entre tres años y un año de cárcel. La mayor condena recayó en Velastegui como máximo dirigente de la organización. 'El Padrino', que cumplía ya una condena de 21 años de cárcel por violación, fundó el 14 de febrero de 2000 la 'Sagrada Tribu America Spain'. A día de hoy, el cerco policial a sus miembros ha reducido a 50 el número de integrantes operativos en las calles de Madrid.

Entre otras penas, la sentencia condenó a dos años y medio de cárcel al 'segundo' en la Dirección de los 'latin', José Fabricio Icaza, alias 'El Príncipe', y a dos años de prisión a María Torres Oliver, alias la 'Madrina', la única española de los cabecillas que se sentaron entonces en el banquillo de los acusados.

La Audiencia acordó "la disolución de la Sagrada Tribu América Spain (STAS), de la Todopoderosa Nación de los Reyes y Reinas Latinos (Almigthy Latin Kings &Queens Nation: ALKQN) en lo que respecta a la sección o "reino" establecido en la Comunidad de Madrid (Reino Inca)".

EL FUNDADOR

Cuando Velastegui creó la organización, redactó el Manifiesto o norma suprema de los 'Latin King'. Lo que denominan 'La Literatura' constituye un compendio de normas, leyes, simbología, cargos, faltas y castigos, entre otros aspectos. Todo un camino que guía a los miembros de la banda a lo largo de su vida.

En la fase de probatoria, los aspirantes a formar parte del grupo se comprometen a cumplir la norma suprema de los suyos. La nación 'Latin King' se reparte en cuatro Tribus: la de Chicago, donde nació la banda en la década de los 40; Nueva York; Ecuador y España. En cada país, se dividen en Reinos (Inca corresponde a la Comunidad de Madrid) y éstos en capítulos, con cinco reyes oficiales coronados a la cabeza.

La Tribu creada por Velestegui era una escisión de la Sagrada Tribu Atahualpa de Ecuador, fundada por el mentor de 'El Padrino', apodado 'King Mos'. A esta última pertenecen los 'Latin' de Barcelona declarados legalmente como asociación, puesto que tiene fines sociales.

En las calles de Madrid, hay 25 'Latin' adscritos a la matriz originaria. La Policía no tiene constancia de que hayan cometidos actos ilícitos, mientras que los que dependen de 'El Padrino' cuentan con antecedentes policiales.