ErNE denuncia la "ineficacia y parálisis" del departamento vasco de Interior ante la "inseguridad" de los ertzainas

Acusa a la consejería de "negara la negociación en materia de Seguridad a pesar de la amenaza y actos consumados de ETA" VITORIA, 10 (EUROPA PRESS) El sindicato de la Policía vasca ErNE se concentró hoy frente a la sede de la Presidencia del Gobierno vasco, en Vitoria, para denunciar la "ineficacia y parálisis continuada" del departamento de Interior del Gobierno vasco ante las demandas de los ertzainas por la "total inseguridad que viven en la calle" El sindicato se concentró hoy bajo el lema 'Ertzaintza, dignidad profesional y seguridad Ya!'. Tres manifestantes con las caretas de el consejero de Interior, Javier Balza, la vicelehendakari, Idoia Zenarrutzabeitia, y el viceconsejero de Interior, Mikel Legarda, se sentaron frente a dos manifestantes disfrazados de representantes del sindicato, y escenificaron la "negativa" del Gobierno vasco a la negociación ante las demandas de los ertzainas. El portavoz del sindicato, Ernesto Martínez de la Hidalga, recordó que desde que se cerrara el acuerdo de Arkaute en materia de seguridad, en 2001, en el que el consejero de Interior, Javier Balza, se comprometió con todos los sindicatos a negociar un nuevo sistema de trabajo que dotara de medidas de seguridad a la Ertzaintza, "sólo ha habido incumplimientos en cuanto al Convenio y respecto a las medidas de seguridad". Asimismo, denunció la "ineficacia y parálisis continuada" del departamento de Interior del Gobierno vasco ante las demandas de los ertzainas por la "total inseguridad que viven en la calle". "El departamento vasco de Interior, a pesar de existir un riesgo evidente hacia los ertzainas, no está actuando", lamentó. El sindicato policial denunció que el Departamento de Interior "niega la negociación en materia de Seguridad a pesar de la amenaza y actos consumados de la banda terrorista ETA contra el colectivo de la Ertzaintza", como el atentado perpetrado el pasado mes de septiembre contra la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa (Bizkaia). "La única relación existente entre el departamento y los ertzainas es a partir de sus servicios jurídicos para denegar sistemáticamente los derechos de los funcionarios y abrir expedientes disciplinarios oportunos", denunció. Asimismo, subrayó que la actual situación "degrada" al colectivo porque "no se les respeta ni ampara y les afecta en su trabajo al verse desprotegidos por la Consejeria que es incapaz de tomar decisiones". ErNE exigió al Gobierno vasco la apertura de mesas de negociación para poder tratar temas como la seguridad laboral y un nuevo convenio ya que "el actual está caducado desde el año 2007", y censuró que "cuestiones como la vulneración de calendarios, turnos de trabajo, la amenaza disciplinaria y el acoso laboral", obligan a ErNE a "buscar vías que dignifiquen tanto la profesión, como las condiciones y derechos laborales de los agentes". Finalmente, insistió en que las medidas de seguridad adoptadas han sido "escasas" que se han realizado de forma unilateral por el Departamento, intentando que la responsabilidad de la seguridad recaiga absolutamente en los ertzainas, mediante la convocatoria de reuniones internas en los centros de trabajo, que han demostrado ser absolutamente insuficientes". "Ante la ineficacia y parálisis continuada del Departamento de Interior, encabezado por el señor Balza y acompañado por su fiel escudero, señor Legarda junto con la inestimable ayuda de la sempiterna señora Zenarruzabeitia, ErNE seguirá buscando los medios para lograr la restitución de los derechos vulnerados y la seguridad en la Ertzaintza", concluyó.