Funes promete cambios en la Policía para combatir el crimen organizado en San Salvador

  • San Salvador, 5 may (EFE).- El presidente electo de El Salvador, Mauricio Funes, prometió hoy que impulsará cambios en la Policía Nacional Civil (PNC) para garantizar el combate del crimen organizado y el narcotráfico durante su gestión, que comenzará el próximo 1 de junio.

Funes promete cambios en la Policía para combatir el crimen organizado en San Salvador

Funes promete cambios en la Policía para combatir el crimen organizado en San Salvador

San Salvador, 5 may (EFE).- El presidente electo de El Salvador, Mauricio Funes, prometió hoy que impulsará cambios en la Policía Nacional Civil (PNC) para garantizar el combate del crimen organizado y el narcotráfico durante su gestión, que comenzará el próximo 1 de junio.

"Una vez tome las riendas del Gobierno vamos a depurar a la PNC. No podemos combatir el crimen organizado sin profesionalizar a la institución policial. Si es necesario remover de sus cargos a algunos elementos de la Policía, lo vamos a hacer", dijo Funes, quien estaba de viaje por el oriental departamento de San Miguel.

El presidente electo, miembro de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hizo la declaración al ser consultado por versiones periodísticas que señalan vínculos entre la PNC y bandas de criminales.

Algunos jefes de la PNC, institución que nació como fruto de los Acuerdos de Paz firmados en enero de 1992, han sido señalados en varias ocasiones de mantener vínculos con bandidos que operan principalmente en la zona oriental del país.

"Las investigaciones periodísticas pueden ser un buen punto de partida para ello", afirmó el futuro mandatario, y catalogó como importante "agarrar el toro por los cuernos", en referencia a las posibles acciones que realizará al asumir la Presidencia.

Funes se reunió durante su viaje con alcaldes de diversos municipios de la zona oriental y con más de 200 medianos y pequeños empresarios.

A estos últimos, según un comunicado de su oficina de prensa, les prometió "combatir la evasión fiscal, la elusión y el contrabando".

De acuerdo con el mandatario electo, el Gobierno de Elías Antonio Saca dejará un déficit fiscal de 470 millones de dólares.

"Ya no podemos seguir teniendo un Gobierno que sólo beneficie a un pequeño grupo de empresarios. Han estado utilizando el aparato del Estado para anular la competencia y al mismo tiempo abandonaron a los agricultores y ganaderos (...). Eso tiene que acabar", consideró respecto a la administración dirigida por Saca.

En el viaje a San Miguel lo acompañó su esposa, Vanda Pignato, quien "visitó los hospitales Nacional y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, para constatar las precarias condiciones en que funcionan ambas dependencias", agregó el comunicado.