Garzón envía a prisión a ocho jóvenes por pertenecer a Segi

  • Madrid, 4 abr (EFE).- El juez Baltasar Garzón ha ordenado hoy el ingreso en prisión incondicional de 8 de los 10 detenidos esta semana en Hernani y Urnieta (Guipúzcoa) y Vitoria por pertenencia a la organización ilegalizada Segi, y ha ordenado la busca y captura de otros dos jóvenes.

Madrid, 4 abr (EFE).- El juez Baltasar Garzón ha ordenado hoy el ingreso en prisión incondicional de 8 de los 10 detenidos esta semana en Hernani y Urnieta (Guipúzcoa) y Vitoria por pertenencia a la organización ilegalizada Segi, y ha ordenado la busca y captura de otros dos jóvenes.

Así lo han confirmado fuentes jurídicas, que han precisado que el juez de la Audiencia Nacional ha dejado en libertad a Iñigo Alcelay y David Hernández, al primero bajo fianza de diez mil euros y al segundo con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado.

Además, Garzón ha dictado órdenes de busca y captura para Antton Zabala y Ekaitz Telleria.

El magistrado acusa a todos ellos de pertenencia o colaboración con organización terrorista, así como de varios delitos de terrorismo.

Los ocho detenidos que ingresarán en prisión son: Egoitz Balerdi Ugalde, Asier Olano Zabaleta, Mikel García Otamendi, Ekhi Oñate Arrozpide, Jon Ezeiza Jauregi, Txaber Zabaleta Galdeano, Aitzol Arrieta Erauskin (hijo de la portavoz de PCTV-EHAK, Nekane Erauskin) y Oier Urrutia.

Este ultimo fue detenido junto a Hernández en Vitoria, y el juez los acusa de desarrollar actividades con fines terroristas y elaborar artefactos en el bar regentado por Urrutia, la taberna "Galtzagorri", ubicada en la calle de Extremadura del barrio de Arana de la capital alavesa.

En la primera fase de esta operación policial, desarrollada la madrugada del pasado martes, se efectuaron una docena de registros en Hernani, entre ellos las viviendas de los ocho detenidos.

Además, registraron la "herriko taberna" y el "gaztetxe" (sede social juvenil) de esta localidad, así como otros dos locales, en los que se incautaron de cohetes pirotécnicos, un "Zutabe" (boletín interno de ETA) en formato digital y diversa documentación de Segi, Batasuna, ANV y AuB.

Los agentes también intervinieron material informático -ordenadores, portátiles y dispositivos de memoria-, teléfonos móviles, carteles y propaganda sobre el Tren Alta de Velocidad del País Vasco (TAV), pegatinas de ETA y diversa documentación que ahora se está analizando.

A los otros dos arrestados en Vitoria, la Policía les encontró diverso material para fabricar artefactos incendiarios y propaganda etarra.

En los registros llevados a cabo en el domicilio de Urrutia y en su taberna la Policía halló varios recipientes con un polvo que parece ser pólvora, decenas de cohetes y queroseno.

También encontraron anotaciones con las fórmulas para elaborar los artefactos incendiarios -en las que se especifica las proporciones de pólvora y de queroseno que deben llevar- y dibujos con las instrucciones para montarlos.

Además, se incautaron de diversa propaganda con los anagramas de ETA y de las formaciones políticas ilegalizadas D3M y Askatasuna, así como carteles y fotos de presos de la banda terrorista y algunas huchas de las que suelen colocarse en las "herriko tabernas" para recaudar dinero para Segi.

Tras las primeras detenciones, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que gracias a esta operación se han frustrado "actos de sabotaje y de violencia" contra la infraestructura ferroviaria, uno de los objetivos prioritarios de ETA.

"Estamos empeñados en luchar contra ETA en todos los frentes y uno de los frentes importantes es, sin duda, su cantera", subrayó.