Guardia Civil detiene a 4 personas e interviene 215 paneles fotovoltaicos en la comarca del Campo de Cartagena

MURCIA, 20 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha intervenido 215 paneles fotovoltaicos valorados en más de 200.000 euros que, tras haber sido sustraídos en en las zonas agrícolas de la comarca del Campo de Cartagena, se transportaban vía terrestre hasta el puerto de Almería, teniendo como destino final el mercado ilícito del continente africano. En dicha operación, que se inició el pasado mes de febrero, se ha detenido a cuatro personas, integrantes de esta red dedicada a la sustracción de placas solares, según informó la Benemérita en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron tras observar el incremento de la comisión de una serie de hechos delictivos cometidos con el mismo 'modus operandi' contra explotaciones agrícolas y casas de campo, principalmente en la comarca del Campo de Cartagena, generando una "grave" alarma social entre la población.

Fruto de las pesquisas policiales, los agentes comprobaron que detrás de los robos se encontraba una banda integrada por varias personas de origen magrebí, por lo que establecieron los dispositivos de vigilancia y seguimiento con el fin de conocer la estructura y organización de este grupo delictivo para la desarticulación de mismo.

Y es que, los componentes de esta organización ilícita se desplazaban por distintas localidades de la Región para cometer los hechos delictivos, al tiempo que adoptaban numerosas medidas de seguridad como la utilización de "coches lanzadera".

'MODUS OPERANDI'

Los integrantes de esta banda, con estructura organizada y jerarquizada, materializaban sus primeros pasos con el estudio y fijación de sus futuros objetivos, principalmente explotaciones agrícolas y casas de campo, en paneles fotovoltaicos y motores de riego.

Una vez fijados los objetivos, la banda iniciaba su actuación ilícita aprovechando la oscuridad de la noche para evitar ser sorprendidos, debido a la mínima actividad laboral y la escasa presencia de personas en la zona de actuación.

Tras su actuación, los efectos sustraídos se almacenaban en inmuebles hasta obtener una elevada cantidad y, después, se cargaban en furgonetas mezclados con electrodomésticos en "mal estado", enseres viejos y chatarra para ser trasladados, a través del Puerto de Almería, hasta el norte de África para distribuirlos en el mercado ilícito.

La coordinación entre los agentes de la Guardia Civil de Murcia y Almería dio como resultado la detección de tres furgonetas procedentes de Murcia que pretendían salir del país con 215 placas solares y que habían sido sustraídas en las localidades de Dolores de Pacheco, Torre Pacheco y Lobosillo. Finalmente, se consiguió recuperar los efectos sustraídos y detener a tres personas integrantes de este grupo organizado.

Tras iniciarse un análisis de toda la información obtenida, los agentes de la Guardia Civil consiguieron detener a una cuarta persona la pasada semana, que figuraba como uno de los cabecillas de la red.

De este modo, hasta el momento se ha detenido a cuatro integrantes de esta red delictiva como supuestos autores de un delito continuado de robo y asociación ilícita, identificados como M.N.; S.A.; O.A.; y I.N..

No obstante, las investigaciones se mantienen abiertas, continuando con el análisis de la información obtenida, por lo que no se descartan nuevas actuaciones y detenciones de más integrantes de esta banda organizada.