Un hacker ruso fue detenido por la policía checa y el FBI en Praga

CZE Praga|

La policía checa arrestó este miércoles a un hacker ruso sospechoso de ser el autor de ataques informáticos en Estados Unidos, una semana después de que Washington acusara al gobierno ruso de ataques cibernéticos con el fin de "interferir" en el proceso electoral estadounidense.

"La policía checa colaboró exitosamente con el FBI en una operación de detención de un ciudadano ruso sospechoso de haber efectuado ataques informáticos contra ciertos blancos estadounidenses", declaró el portavoz de la policía checa, David Schon, en un comunicado.

El responsable no precisó si el detenido era acusado por piratear recientemente las cuentas de e-mails de personalidades e instituciones estadounidenses o por ataques contra otros objetivos.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, fue detenido en un hotel de Praga donde se alojaba con su novia, según el comunicado. No opuso ninguna resistencia durante su arresto y debió ser hospitalizado por un malestar.

Próximamente, las autoridades judiciales checas deberán decidir sobre su eventual extradición a Estados Unidos.

Washington acusó recientemente a Rusia de haber organizado operaciones de piratería informática para influenciar en la campaña presidencial de Estados Unidos. El presidente ruso, Vladimir Putin, rechazó el domingo estas acusaciones y afirmó que Washington utiliza a Rusia para "desviar la atención de los electores de sus problemas".

Según Estados Unidos, Rusia quiere favorecer al candidato republicano Donald Trump, que halagó a Putin y abogó por mejores relaciones con Moscú.

Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia son tensas por la imposibilidad de ambos países para encontrar una solución a los conflictos sirio y ucraniano.