La AEGC advierte de problemas de la Guardia Civil en la zona de Sepúlveda (Segovia) al retrasarse las obras en cuarteles

SEGOVIA, 28 (EUROPA PRESS)

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) advirtió hoy de los problemas para prestar servicio entre los agentes de la Benemérita en la Compañía de Sepúlveda (Segovia) por el retraso en la entrega de las obras de reforma de los cuarteles, que afectan a unas 40 familias que han sido desalojadas de los mismos.

El colectivo, en un comunicado recogido por Europa Press, hizo públicas las "dificultades" con las que se encuentra el personal que tiene que prestar servicio en los cuarteles de Sepúlveda, Cantalejo, Riaza y Boceguillas.

La Asociación explicó que los citados cuarteles se encuentran en obras de mejora, reforma y rehabilitación desde hace meses y, en el caso de Sepúlveda, desde septiembre de 2008.

Así, han sido desalojadas un total de aproximadamente 40 familias, aunque se siguen utilizando las dependencias para la prestación de los diferentes servicios "con las imaginadas incomodidades y dificultades, por otra parte, merecedoras a su buen fin, largamente deseado".

Según la AEGC, al personal de estos cuarteles se les informó de que las obras terminarían en poco tiempo, a principios de año, pero aún "no se ve el final".

Los agentes que trabajan en los cuarteles y a sus familias ven otro problema añadido, ya que al llegar el verano tienen que entregar a sus propietarios las viviendas que han tenido alquiladas durante las obras, ya que los dueños acostumbran a pasar las vacaciones en sus pueblos de origen, procedentes de sus habituales domicilios en Madrid.

Sin embargo, según la AEGC, "el hecho de que las obras finalicen no es suficiente para proceder de manera inmediata a alojar al personal destinado en los mismos".

POSIBLE MOVILIZACIÓN.

La Asociación explicó que cualquier obra, "por pequeña que sea", en la que intervenga tanto la Dirección del Cuerpo como el Ministerio del Interior, se somete a un proceso de control burocrático, algo que consideran lógico, "pero que tras la 'Era Roldan' se ha agudizado de tal manera, que está produciendo incomodidad, perjuicios y desesperación en grado tal, entre los guardias civiles que suenan campanas de movilización".

La Asociación Española de Guardias Civiles se han realizado gestiones para saber cuándo se entregarán las citadas dependencias y ha llegado a la conclusión de que no se puede aventurar fecha alguna "como consecuencia de los diferentes y diversos requisitos, formalidades, preceptos, cumplimientos y un largo etcétera a cumplir por los organismos implicados en la, al parecer, urgente y necesaria rehabilitación de los cuarteles de la Guardia Civil".