La Delegación del Gobierno autoriza la instalación de cámaras en Lavapiés

  • Madrid, 26 may (EFE).- La Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado al Ayuntamiento a instalar cámaras de videovigilancia "para preservar la seguridad de vecinos y comerciantes" en el entorno del barrio de Lavapiés, según ha anunciado hoy el delegado madrileño de Seguridad, Pedro Calvo.

La Delegación del Gobierno autoriza la instalación de cámaras en Lavapiés

La Delegación del Gobierno autoriza la instalación de cámaras en Lavapiés

Madrid, 26 may (EFE).- La Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado al Ayuntamiento a instalar cámaras de videovigilancia "para preservar la seguridad de vecinos y comerciantes" en el entorno del barrio de Lavapiés, según ha anunciado hoy el delegado madrileño de Seguridad, Pedro Calvo.

La delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcárcer, ha comunicado a la autorización a Calvo esta misma mañana cuando han coincido en la Plaza Mayor para firmar un convenio relativo a medidas de seguridad para los turistas que visitan la capital.

Tras conocer la noticia, el delegado la ha comunicado a los periodistas y ha explicado que el Ayuntamiento prevé sacar a licitación la instalación de cámaras antes del verano, para que estos dispositivos comiencen a funcionar las próximas navidades.

Calvo ha dicho que serán más de 48 las cámaras instaladas y que se repartirán entre la plaza de Tirso de Molina y la glorieta de Embajadores, pasando por la calle Mesón de Paredes, la propia calle Embajadores y la plaza de Lavapiés.

El Ayuntamiento responde así, a juicio del delegado, a una reivindicación prolongada de los vecinos y comerciantes de la zona, que "llevan años" solicitando a la Junta Municipal de Centro, de la que depende el barrio, y al Área de Seguridad la instalación de cámaras en el barrio.

Para la instalación de los dispositivos, se ha contado además con su participación y se seguirá contando durante los próximos meses, ha dicho.

El delegado de Seguridad ha asegurado, además, que las cámaras pretenden tener "el efecto disuasorio" que ya tienen en otras zonas con similares problemas, como el entorno de Montera y Gran Vía y, antes, la plaza Mayor.