La Ertzaintza desmantela una banda de atracadores que ha actuado en Bilbao, Rioja alavesa y Muskiz

Los tres detenidos son delincuentes "peligrosos" y veteranos que portaban armas de fuego en sus acciones

BILBAO, 30 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Ertzaintza han desarticulado una banda de atracadores que actuaban armados y que han cometido acciones en dos establecimientos de hostelería de Bilbao, una empresa de la Rioja alavesa y un recaudador de máquinas recreativas de Muskiz.

Según informó el Departamento de Interior en un comunicado, la Policía vasca ha detenido a tres miembros del grupo y tiene identificado a un cuarto.

Sobre estas personas, se destacó que son delincuentes "considerados peligrosos", veteranos, de entre 40 y 61 años de edad, a los que se les imputan al menos esos cuatro robos con intimidación, además de presuntos delitos de tenencia ilícita de armas de fuego, de detención ilegal y otro de tráfico de drogas.

La investigación arrancó después de un atraco cometido a primeros de abril de este año y que fue perpetrado en una empresa del Territorio alavés. En esta acción, los autores retuvieron a un empleado atado y amordazado durante varias horas hasta conseguir su objetivo: sustrajeron dos vehículos y diversos efectos, así como tarjetas bancarias con las que extrajeron dinero.

En los atracos posteriores, los miembros de la banda utilizaron los vehículos sustraídos en el anterior robo, a los cuales les habían cambiado las placas de matrícula, que habían sido 'dobladas' para no ser detectados.

Posteriormente, entre abril y mayo, cometieron los dos asaltos en establecimientos de hostelería de Bilbao con el mismo 'modus operandi', por el que, mientras un miembro de la trama vigilaba en el exterior, desde un vehículo, los otros tres entraban en el local, encapuchados y con las armas de fuego en la mano, reteniendo a los empleados con el objetivo de sustraer la recaudación o incluso efectos personales de las personas amenazadas.

RECAUDADOR DE TRAGAPERRAS

El último atraco que se atribuye a la banda ocurrió en la vía pública en Muskiz, donde los asaltantes siguieron los movimientos de un recaudador de máquinas tragaperras para, al final de su jornada, cuando la víctima se encontraba en su vehículo, cruzar un coche delante de su vehículo e intimidarle con un arma. En este caso lograron una caja de caudales con la recaudación de varios locales.

Tras casi dos meses de investigaciones, los ertzainas encargados del caso habían logrado seguir la pista de los presuntos atracadores y sospechaban que la banda preparaba un nuevo 'golpe'.

Los miembros de la banda fueron detectados por los agentes este jueves en el área de servicio de Ugaldebieta (Abanto), donde intervinieron para su detención, aunque los presuntos ladrones intentaron escapar con su vehículo al verse sorprendidos.

Uno de ellos se encontraba armado con una pistola, pero la detención de los tres ocupantes del coche se practicó sin mayores incidentes. El cuarto miembro de la banda también está identificado y se mantiene su búsqueda.

Los tres detenidos, de nacionalidad española, viajaban en un vehículo de alta gama, sustraído en el primer atraco y con las placas de matrícula 'dobladas' con otras de un modelo similar.

De estas tres personas, dos son vecinos de Bizkaia y el otro de Cantabria, todos ellos considerados delincuentes habituales con numerosos antecedentes por delitos similares o incluso tráfico de drogas.

La Ertzaintza ha realizado diversos registros en inmuebles, relacionados con este operativo, en los que se han ocupado armas, una corta y tres largas, numerosa munición, dinero, talkies y teléfonos móviles, ropa y pasamontañas o verduguillos, así como diversas cantidades de droga (cocaína, hachís y speed) e instrumentos para su corte y manipulación.

Una vez finalicen las correspondientes diligencias policiales, los tres detenidos tienen previsto su paso ante la autoridad judicial pertinente.