La Ertzaintza detiene en Valencia a un varón de 51 años por su presunta participación en un homicidio en Zierbena

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

Un varón de 51 años de edad fue detenido el pasado jueves en Valencia por su presunta participación en un homicidio cometido el 31 de marzo en la localidad vizcaína de Zierbena. Las investigaciones continúan bajo secreto sumarial, coordinadas por el Juzgado de instrucción número 2 de Barakaldo, pues no se descarta la participación de más personas en los hechos, según informó el Departamento vasco de Interior.

Los primeros indicios recogidos por la Ertzaintza tras el suceso y las consiguientes averiguaciones permitieron relacionar el asesinato con un posible ajuste de cuentas en el entorno del tráfico de drogas.

Las investigaciones de los agentes de la Comisaría de Muskiz llevaron hasta un varón que, según pudieron constatar, había abandonado su domicilio en Bizkaia después de ocurridos los hechos. Finalmente, el pasado 9 de abril, agentes de la Ertzaintza, comisionados por el Juzgado de Barakaldo, procedieron a detener en la ciudad de Valencia al presunto sospechoso del crimen, que ingresó en prisión provisional en la citada comunidad autónoma.

El arresto del presunto homicida contó con la colaboración de agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Los investigadores no descartan que en el asesinato participara alguna otra persona, por lo que continúan las pesquisas que lleven al esclarecimiento de lo ocurrido aquel 31 de marzo en el barrio Kardeo de Zierbena.

El cadáver de la víctima, un hombre de 45 años de edad, se localizó hacia las dos y media de la tarde en su domicilio. El cuerpo presentaba evidentes signos de violencia, heridas de arma blanca en diversas partes del cuerpo, así como un fuerte golpe en la cabeza.

Desde que se conoció el suceso, la Policía vasca abrió varias líneas de investigación, pero la inspección ocular y los análisis realizados en la vivienda de la víctima se inclinaron hacia la supuesta relación del hecho con las sustancias estupefacientes.

Los agentes encargados del caso localizaron en el interior del domicilio balanzas de precisión, pequeñas cantidades de cocaína y hachís y una importante suma de dinero, supuestamente procedente de transacciones relacionadas con la droga.