La esposa de Correa trata de desvincularse de él al alegar que están separándose

  • Madrid, 11 feb (EFE).- Carmen Rodríguez Quijano, esposa de Francisco Correa, presunto líder de la trama de corrupción y tráfico de influencias que investiga el juez Baltasar Garzón, ha tratado de desvincularse hoy de las actividades de su marido, alegando que no viven juntos y que se encuentran en trámites de separación.

La esposa de Correa trata de desvincularse de él al alegar que están separándose

La esposa de Correa trata de desvincularse de él al alegar que están separándose

Madrid, 11 feb (EFE).- Carmen Rodríguez Quijano, esposa de Francisco Correa, presunto líder de la trama de corrupción y tráfico de influencias que investiga el juez Baltasar Garzón, ha tratado de desvincularse hoy de las actividades de su marido, alegando que no viven juntos y que se encuentran en trámites de separación.

Tras haber declarado durante hora y cuarto como imputada por blanqueo, defraudación, cohecho y tráfico de influencias, Garzón ha optado por dejarla en libertad con comparecencias mensuales, pese a que las fiscales Anticorrupción, Miriam Sánchez y Concha Sabadell, han pedido que comparezca semanalmente, que le retiren el pasaporte y se la prohíba abandonar España sin previa autorización.

Según ha informado a los periodistas el abogado de Rodríguez Quijano, Enrique Molina, ex fiscal de la Audiencia Nacional, ésta ha explicado a Garzón que desde que se casó con Correa tenía régimen de separación de bienes y ha asegurado que "la relación personal es inexistente" porque llevan cuatro años "sin tratarse".

Durante el interrogatorio se le ha preguntado además por su relación con las empresas de su marido, Special Events -que organizaba actos para el PP hasta 2004- y Pasadena Viajes, en las que ella aparece como administradora hasta 2001, cargo que ha dicho que aceptó porque se lo pidió su amigo José Luis Izquierdo, otro de los imputados en esta causa, y que ella firmaba los documentos que éste le decía.

De esta manera se ha desvinculado de las contrataciones y cuentas de estas dos empresas, que están siendo investigadas por Garzón, y ha añadido que no recibe ningún sueldo por su condición de administradora de estas sociedades.

También ha declarado que su único sustento es el sueldo que recibe de la empresa Construcciones Salamanca, propiedad del padre de la mujer de Correa, Emilio Rodríguez Bugallo, quien fue imputado en la "operación Malaya" contra la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella y que falleció el pasado año.

Respecto a su relación con el Ayuntamiento de Majadahonda, cuyo ex alcalde Guillermo Ortega Alonso también está imputado, la esposa de Correa, que fue jefa de gabinete en este consistorio, ha destacado que sólo tenía "una relación institucional".

También ha sido preguntada por Antoine Sánchez, uno de los detenidos y primo de Correa, a lo que ha respondido que le conoce por el parentesco que tiene con su marido.

A preguntas de su abogado, también ha afirmado que sólo tiene tres cuentas bancarias y una propiedad hipotecada.

Rodríguez Quijano es una de las tres primeras imputadas de la lista de 34 que ayer notificó Garzón que han sido llamadas a declarar.

La primera en comparecer ha sido Carmen Luis Cerezo, quien ha permanecido sólo diez minutos en el despacho y ha abandonado la Audiencia Nacional acto seguido.

La última ha sido Felisa Jordán, quien fue puesta en libertad por la Policía junto a Rodríguez Quijano tras ser ambas detenidas el pasado viernes a la vez que Francisco Correa, Antoine Sánchez y Pablo Crespo.

También será hoy interrogado el último detenido en la "operación Gürtel", Álvaro Pérez Alonso, conocido como "el bigotes" y responsable de la empresa Orange Market, que fue detenido el martes en Valencia.