La Guardia Civil de Valencia y Alicante desarticula una banda dedicada al atraco de joyerías con siete detenidos

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS) Agentes de la Guardia Civil de Valencia y Alicante han desarticulado una banda supuestamente dedicada al atraco de joyerías, en una operación en la que se ha detenido a seis personas como presuntas autoras de los robos y a otra más acusada de adquirir las joyas y fundirlas en lingotes, según informó la Comandancia en un comunicado. Los agentes tratan de determinar el número de robos cometidos. La Guardia Civil ha intervenido 12 lingotes de oro, 10 lingotes de plata y centenares de joyas supuestamente de procedencia ilícita, según la misma fuente. El pasado día 17 de marzo se cometió un robo con violencia e intimidación en una joyería de la localidad de Banyeres (Alicante), por parte de varias personas, que armadas con pistola, intimidaron a los empleados, les amordazaron y sustrayeron joyas por valor de 135.000 euros. Los agentes establecieron un dispositivo con la finalidad de detener a estas personas, que habían huido del lugar en un vehículo SEAT León. El turismo fue localizado por la tarde, totalmente calcinado, en la localidad de Ontiyent (Valencia) por lo que se estableció un operativo conjunto por parte de la Guardia Civil de las Comandancias de Valencia y Alicante. Como resultado de esta actuación, durante los días posteriores, los agentes encargados de la investigación detuvieron a seis personas en la localidad de Ontinyent, todas ellas como presuntas autoras del asalto en la joyería alicantina. Ese mismo día se realizaron un total de cinco registros domiciliarios en la localidad de Ontinyent, en los que intervinieron 30.000 euros en efectivo, dos pistolas simuladas y pasamontañas. Según las investigaciones realizadas por la Guardia Civil, los detenidos están presuntamente implicados también en el asalto a una joyería de la localidad de Tavernes de la Valldigna, cometido el pasado día 3 de marzo, donde sustrajeron joyas valoradas en 100.000 euros. A consecuencia de las gestiones realizadas, el día 23 de marzo la Guardia Civil detuvo a un individuo que regenta una casa de compra-venta de oro en la localidad de Xirivella, que según los investigadores está supuestamente implicado en la compra de las joyas sustraídas por los miembros de la banda y que tiene antecedentes por los mismos hechos. En el registro realizado en su comercio, la Guardia Civil intervino más de 250 joyas supuestamente de procedencia ilícita, así como 12 lingotes de oro y 10 lingotes de plata, resultado de la fundición de las joyas sustraídas en los atracos de Banyeres y Tavernes de la Valldigna. Los lingotes están valorados todos ellos en unos 56.000 euros aproximadamente. Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos, por si pudieran existir otros hechos de similares características.