La Guardia Civil detiene a 25 rumanos en León y resuelve 47 robos con fuerza, 13 de ellos en Asturias

A 17 de los detenidos se les imputa un delito de asociación ilícita y no se descartan más arrestos

OVIEDO/SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a 25 personas de nacionalidad rumana en el transcurso de la denominada 'Operación Pantano', con la que se esclarecen, al menos, 47 delitos de robo con fuerza cometidos desde el pasado mes de enero en León, Galicia, Asturias y Cantabria. En Asturias cometieron 13 delitos, según informó la Benemérita.

La 'Operación Pantano', que se desarrolló en dos fases, se inició el 31 de marzo, cuando la Guardia Civil detuvo en la ciudad de León a 17 personas --8 mujeres y 9 hombres, todos ellos residentes en León-- como presuntos autores de, al menos, 47 delitos de robo con fuerza registrados en establecimientos de hostelería, comercios y naves industriales de León, Galicia, Asturias y Cantabria.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de León inició la operación a mediados del mes de enero, ante los robos que estaban sufriendo algunos establecimientos comerciales de la provincia.

Los agentes comprobaron que los ahora detenidos se organizaban en pequeños grupos para cometer los robos, que perpetraban en locales en los que forzaban las máquinas recreativas, sustraían aparatos electrónicos, electrodomésticos, dinero en metálico, ropa, complementos y todos aquellos efectos que pudieran tener una salida en el mercado. Estas personas utilizaban para sus desplazamientos vehículos legales.

El 31 de marzo se detuvo a 17 personas y se efectuaron registros en cinco domicilios de la capital leonesa, en los que se recuperaron diversos objetos presuntamente procedentes de robos, como televisores de plasma, equipos de música, cosméticos, teléfonos móviles, electrodomésticos y herramientas. Además fueron intervenidos seis turismos que habían utilizado para cometer los ilícitos penales.

A los detenidos se les imputa un delito de asociación ilícita y al menos 47 robos con fuerza en las cosas, cometidos en León, Galicia, Asturias y Cantabria. Las iniciales y año de nacimiento de los detenidos son las siguientes: D.G (1975), R.I.C (1978), S.R.(1975), B.R.(1975), M.I.T. (1986), G.F.T.(1988), G.J.(1985)F.T. (1985), T.R. (1978), A.T.(1987), S.C.S (1981), R.M.A (1984), A.M.(1986), F.S (1967), L.R.S (1989), R.M.R (1978), M.V.F (1984).

Paralelamente a estas actuaciones, la Guardia Civil de León comprobó que estas personas formaban parte de un grupo para dar salida al material robado que estaba perfectamente organizado y con una estructura establecida.

La mercancía tenía un destino distinto dependiendo de su naturaleza. Así, el dinero en metálico quedaba en poder de las personas que cometían los robos, para sufragar sus gastos personales e infraestructura. El resto del material sustraído era vendido en León y provincia a terceras personas que se encargaban de sacarlo al mercado o darle un uso aparentemente legal.

Otros efectos como bebidas, tabaco, alimentos o cosméticos se comercializaban en un establecimiento de la capital leonesa, regentado por un ciudadano de nacionalidad rumana, y muchos otros que llegaba semanalmente a León desde Madrid en una furgoneta de transporte eran trasladados hasta Rumanía donde o los introducían en el mercado o eran cedidos a terceras personas.

Así, el día 4, la Guardia Civil de León detuvo a otras 8 personas como presuntas autoras de los delitos de asociación ilícita, robo y receptación.

Los arrestados responden a las siguientes iniciales: M.R.D , vecino de Ponferrada (León) de 22 años, O.C, vecino de León de 26 años, G.F.V vecina de León de 30 años, M.L.V vecino de León de 31 años, N.M vecino de Ponferrada (León) de 22 años de edad, S.I.M vecino de Alcalá de Henares (Madrid), de 24 años, N.T de Alcalá de Henares (Madrid) de 45 años y N.N vecino de León de 40 años.

En esta segunda fase, la Guardia Civil de León realizó dos registros, uno en un domicilio particular y otro en un establecimiento comercial de León capital, y se incautó de gran cantidad de ropa, accesorios, aparatos electrónicos, de fotografía, telefonía móvil, cosméticos y gafas de sol, material presuntamente procedente de robos, así como de un turismo de gran cilindrada.

A la vista de lo hallado en los registros, la Guardia Civil deduce que además de los robos con fuerza, estas personas cometían hurtos en establecimientos comerciales de ropa. Para ello, introducían las prendas en bolsas que anteriormente habían forrado con una gruesa capa de aluminio con el fin de que los arcos detectores de las tiendas no pudieran activar las alarmas que portaban los artículos.

En estos momentos los investigadores están analizando la documentación y los efectos recuperados, a la espera de comprobar la procedencia de algunos de ellos y determinar si pueden vincular a los detenidos con otros hechos delictivos pendientes de esclarecer. Además, aunque dan por finalizada la 'Operación pantano', no se descarta que puedan producirse nuevas detenciones.

Con esta investigación la Guardia Civil ha culminado la mayor operación, desarrollada específicamente en León, contra grupos de delincuencia organizada especializados en robos y contra sus redes de distribución.

Los detenidos, las diligencias instruidas y los efectos intervenidos, se encuentran a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de los de León, que tiene declarado el secreto de sumario.