La Guardia Civil registra en Orio un piso todavía a nombre de la presunta etarra detenida el miércoles en Francia

La Guardia Civil registra en Orio un piso todavía a nombre de la presunta etarra detenida el miércoles en Francia

La Guardia Civil registra en Orio un piso todavía a nombre de la presunta etarra detenida el miércoles en Francia

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil efectuó esta noche un registro en un piso ubicado en el municipio guipuzcoano de Orio y que todavía estaba a nombre de la presunta etarra, Itxaso Legorburu, detenida el pasado miércoles en Francia, según confirmaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Según las pesquisas, los investigadores concluyen que la presunta miembro de la organización terrorista ETA se habría incorporado muy recientemente a la estructura clandestina de la banda en Francia.

Los agentes del Instituto Armado también realizaron en el día de ayer otro registro en la Taberna Garraxi de Vitoria, en la que al parecer, trabajaba Legorburu.

Durante las más de seis horas que permanecieron en la zona, los agentes de la Guardia Civil sacaron del establecimiento diverso material como un ordenador, ocho cajas de cartón de grandes dimensiones y dos más pequeñas. Entre lo requisado, también destacaban numerosos carteles y pilas de CDs. En la capital alavesa tambien se inspeccionó la vivienda de los padres de la presunta terrorista, en la que también residía ella.

Legorburu, que concurrió como candidata de ANV a las elecciones de 2007, fue arrestada ayer por la Gendarmería en Francia cuando vigilaba una armería junto a otra persona, un hombre, que logró huir del lugar. La detención de Legorburu ha sorprendido a los investigadores españoles, que no habían detectado el paso a la clandestinidad de la mujer.

En el momento de la detención, Legorburu Mendinabeiti, intentaba robar un vehículo junto a un hombre cuando la Gendarmería les sorprendió. Mientras ella resultó arrestada, su acompañante logró huir.

La actitud de Legorburu y su acompañante había levantado poco antes las sospechas de un comerciante local, el dueño de una armería, quien alertó a los gendarmes. Estos detectaron al poco tiempo en las inmediaciones a los etarras, que disponían de un vehículo que está siendo registrado por los agentes franceses. Las autoridades galas han puesto en marcha un importante dispositivo que incluye helicópteros para intentar localizar al etarra que se ha dado a la fuga.