La Interpol emite una orden de captura contra el opositor venezolano Manuel Rosales

  • Caracas, 23 abr (EFE).- La Interpol emitió una orden de captura internacional contra el líder opositor venezolano Manuel Rosales, acusado de corrupción y actualmente en Perú, donde ha pedido asilo político, informó hoy el director de la Policía científica de Venezuela, Wilmer Flores.

LA Interpol emite una orden de captura contra el opositor venezolano Manuel Rosales

LA Interpol emite una orden de captura contra el opositor venezolano Manuel Rosales

Caracas, 23 abr (EFE).- La Interpol emitió una orden de captura internacional contra el líder opositor venezolano Manuel Rosales, acusado de corrupción y actualmente en Perú, donde ha pedido asilo político, informó hoy el director de la Policía científica de Venezuela, Wilmer Flores.

Una vez incluida la orden de captura en el sistema policial mundial, las autoridades venezolanas ahora desean que se le dé alerta máxima, lo que se clasifica como "difusión roja", manifestó Flores en una rueda de prensa.

La inclusión de Rosales en la lista de la Interpol de personas buscadas fue solicitada el miércoles por el tribunal de Caracas que lleva su caso y que ordenó privarlo de libertad, debido a que el líder opositor ha demostrado no tener "voluntad de someterse al proceso seguido en su contra".

La Fiscalía venezolana acusa de enriquecimiento ilícito al actual alcalde de la ciudad de Maracaibo, capital del Zulia, delitos que supuestamente cometió entre 2002 y 2004 durante su gestión como gobernador de ese estado, fronterizo con Colombia.

Tanto Rosales como Omar Barboza, presidente de su partido, Un Nuevo Tiempo (UNT), han denunciado que esas acusaciones son un montaje para justificar la "persecución política" del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien públicamente ha dicho que su anhelo es ver preso al líder opositor.

Rosales optó por no presentarse el pasado lunes ante el tribunal que iba a decidir si ordenaba su prisión preventiva o le permitía aguardar en libertad el juicio que afronta por delitos castigados con entre tres y diez años de cárcel.

Rosales, ex candidato presidencial en 2006, apareció esta semana a Perú, donde pidió formalmente asilo y efectuó unas declaraciones en las que reiteró que se considera un "perseguido político" de Chávez, a quien llamó "cobarde" y "dictadorzuelo".

Poco después, el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, interrumpió un consejo de ministros en el que se analizaba el pedido de asilo para advertir a Rosales que no debe utilizar a este país como plataforma política.

En respuesta, Rosales manifestó en una entrevista que publica hoy el diario peruano El Comercio que lamenta que su mensaje haya molestado al Gobierno de Lima.