La Policía investigará si el MI5 fue cómplice de las supuestas torturas a un detenido

  • Londres, 26 mar (EFE).- La Policía investigará si algún agente de los servicios secretos británicos MI5 fue cómplice de la supuesta tortura del ex preso de la base de Guantánamo Binyam Mohamed, informó hoy la fiscal general, Patricia Scotland.

La Policía investigará si el MI5 fue cómplice de las supuestas torturas a un detenido

La Policía investigará si el MI5 fue cómplice de las supuestas torturas a un detenido

Londres, 26 mar (EFE).- La Policía investigará si algún agente de los servicios secretos británicos MI5 fue cómplice de la supuesta tortura del ex preso de la base de Guantánamo Binyam Mohamed, informó hoy la fiscal general, Patricia Scotland.

Mohamed, etíope con residencia británica, regresó recientemente a Londres, donde denunció que el MI5 fue cómplice de las torturas a las que fue sometido hace más de cuatro años en Marruecos.

En un comunicado, la fiscal dijo que espera que Scotland Yard lleve a cabo una rápida investigación dada la "seriedad" y la "sensibilidad" del caso.

El director legal de la organización Reprieve, Zachary Katznelson, que representa a Mohamed, admitió hoy su preocupación por la posibilidad de que pruebas secretas queden excluidas de la investigación que harán las fuerzas del orden.

"La fiscal general hizo hoy lo que tenía que hacer. Es importante que lleguemos al fondo de lo que se le hizo a Binyam Mohamed y la función de cualquier agente británico en su tortura", agregó.

"Pero para que esta sea una investigación adecuada, la Policía debe tener acceso a toda la información y eso incluye cualquier información secreta", subrayó Katznelson.

"Muchos de los documentos relacionados con el trato a Mohamed son clasificados (secretos), tanto en EEUU como en el Reino Unido, y a menos que la Policía tenga acceso a todos ellos sólo verán una pequeña parte de la historia", puntualizó.

Mohamed, que tiene estatuto de refugiado en el Reino Unido, sostiene que las personas que le torturaron recibían preguntas de agentes secretos británicos.

El etíope llegó al Reino Unido en 1994 como refugiado y trabajó como conserje en Londres hasta el 2001, cuando viajó a Afganistán y Pakistán para, según sus abogados, superar su adicción a las drogas.

El etíope fue detenido en el 2002 en Pakistán y, según sostiene, fue trasladado por la CIA desde EEUU a una cárcel de Marruecos, donde asegura que pasó 18 meses y padeció torturas.

En 2004, Mohamed fue trasladado a Afganistán, país desde el que se le transfirió a Guantánamo.