La Policía Montada restringe el uso de pistolas Taser tras serie de muertes

  • Toronto (Canadá), 12 feb (EFE).- La Policía Montada canadiense decidió restringir el uso de pistolas de descargas eléctricas (conocidas como Taser), luego de una serie de incidentes en las que su uso provocó la muerte a individuos, dijo hoy el director del cuerpo policial.

La Policía Montada restringe el uso de pistolas Taser tras serie de muertes

La Policía Montada restringe el uso de pistolas Taser tras serie de muertes

Toronto (Canadá), 12 feb (EFE).- La Policía Montada canadiense decidió restringir el uso de pistolas de descargas eléctricas (conocidas como Taser), luego de una serie de incidentes en las que su uso provocó la muerte a individuos, dijo hoy el director del cuerpo policial.

William Elliot, director de la Policía Montada de Canadá, dijo hoy en Ottawa que sus agentes ya no pueden utilizar los Taser de forma indiscriminada, simplemente porque un individuo se resiste a ser detenido o no coopera con las fuerzas de seguridad.

Elliot añadió que la nueva política de la Policía Montada sobre el uso de esas armas de descargas eléctricas reconoce su peligrosidad.

"Hay riesgos asociados con el uso del aparato y (la nueva política) pone el énfasis en que esos riesgos incluyen el riesgo de muerte, particularmente en el caso de individuos alterados", reconoció.

"Ahora hemos dejado claro que la única vez que el uso de Taser puede ser justificado es cuando hay una amenaza, ya sea contra nuestros agentes o miembros del público", señaló Elliot.

El cambio de la política del cuerpo policiaco, que tiene jurisdicción federal en todo el país, se produce después de la fuerte polémica causada por varios casos en los que el uso del Taser provocó la muerte de individuos.

El caso más conocido es el del inmigrante polaco Robert Dziekanski, de 40 años, cuya muerte en el aeropuerto de Vancouver en octubre de 2007 fue recogida en vídeo por un transeúnte.

El vídeo causó una gran polémica tanto en Canadá como en Polonia.

Las circunstancias que rodearon su muerte están siendo investigadas por una comisión que ha oído el testimonio de testigos sobre como los agentes de la Policía Montada dispararon contra Dziekanski múltiples veces pocos segundos después de encontrarlo en el aeropuerto.

Dziekanski, que no hablaba inglés y había viajado desde Polonia para reunirse con su madre, fue retenido durante horas en el aeropuerto sin que nadie se comunicara con él en polaco.

Su madre acudió a recogerlo, pero fue informada que su hijo no había llegado y tuvo que abandonar el aeropuerto.

Tras horas de espera, Dziekanski empezó a comportarse de forma errática, arrojando objetos y gritando en polaco, lo que motivó la intervención de la policía que culminó con su muerte.

Estadísticas dadas a conocer hoy señalan que al menos 20 personas han muerto en Canadá tras recibir descargas de armas Taser.

La Policía Montada cuenta en su arsenal con unas 1.100 pistolas Taser.