Los laboristas suspenden a un segundo diputado implicado en el escándalo de los gastos

LONDRES, 16 (Reuters/EP)

El Partido Laborista británico anunció hoy la suspensión de un segundo diputado relacionado con el escándalo de gastos que ha provocado una oleada de indignación por la solicitud de miles de libras esterlinas en gastos para pagar una hipoteca que ya estaba saldada.

En el noveno día de filtraciones de sucesivas peticiones de pago de gastos por parte de figuras de todo el espectro político, el 'Daily Telegraph' anunció que el diputado David Chaytor devolverá cerca de 13.000 libras (unos 14.500 euros).

Con dos diputados suspendidos y la dimisión de un viceministro pendiente de una investigación, el Partido Laborista del primer ministro Gordon Brown. "El comportamiento inaceptable será investigado y castigado. No descarto ninguna sanción", dijo Brown en un artículo que será publicado mañana domingo en el diario 'News of the World'.

"La confianza ha quedado gravemente dañada y no puede ser restablecida simplemente rectificando los errores pasados y reformando el sistema de gastos. Es necesario ir más allá de la simple corrección de los errores y la limpieza del sistema", asegura Brown.

A pesar de las suspensiones, los laboristas han sido duramente criticados por no sancionar a los implicados lo suficientemente rápido, mientras que el Partido Conservador ha recibido halagos por adoptar medidas de gran dureza.

Un portavoz de Brown explicó que Chaytor había sido "suspendido (...) de los privilegios de la membresía del grupo parlamentario laborista, a la espera de posteriores investigaciones de la comisión parlamentaria".

El diario 'The Guardian', por su parte, informó de que los laboristas podrían apartar automáticamente a cualquier diputado del que se descubra que haya realizado peticiones de pago de gastos irregulares e incluso podrían vetar su participación en las próximas elecciones generales, previstas para mediados de 2010.

El diario, sin citar fuentes, también indicó que Brown dio a los ministros un plazo hasta la noche del lunes para asegurarse de que los reclamos de gasto de los últimos cinco años sean registrados ante las autoridades parlamentarias.

La anterior víctima laborista del escándalo es el antiguo ministro de Agricultura Elliot Morley apartado el jueves tras descubrirse que reclamó 16.000 libras (unos 18.000 euros) para una hipoteca que ya había pagado. Ayer viernes, fue el viceministro de Justicia Shahid Malik quien fue apartado por los pagos relacionados con el alquiler de una vivienda.