Los líderes progresistas piden más Estado y más mercado para superar la crisis

  • Viña del Mar (Chile), 28 mar (EFE).- Los líderes progresistas reunidos en la ciudad chilena de Viña del Mar apostaron ayer por combinar Estado y mercado como fórmula para enfrentar la crisis económica y cambiar el rumbo del neoliberalismo a través de nuevas medidas con visión social.

Más de 3.500 policías resguardan la seguridad en la Cumbre de Líderes Progresistas

Más de 3.500 policías resguardan la seguridad en la Cumbre de Líderes Progresistas

Viña del Mar (Chile), 28 mar (EFE).- Los líderes progresistas reunidos en la ciudad chilena de Viña del Mar apostaron ayer por combinar Estado y mercado como fórmula para enfrentar la crisis económica y cambiar el rumbo del neoliberalismo a través de nuevas medidas con visión social.

Así lo señalaron la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y el primer ministro británico, Gordon Brown, al clausurar el seminario "Respuesta a una crisis global: Hacia un futuro progresista", previo a la Cumbre de Líderes Progresistas que se celebrará este sábado.

El encuentro reunió a unos 200 pensadores, académicos y autoridades de izquierda de 17 países que propusieron aprovechar la actual crisis económica y financiera para enterrar definitivamente el modelo neoliberal.

Bachelet puso el acento sobre la repercusión social de la debacle financiera y llamó a adoptar "medidas populares, pero no populistas" frente a la crisis, que a su juicio se debe combatir con políticas anticíclicas, aperturismo y regulación.

El rechazo sin ambages al proteccionismo vino de la mano de Gordon Brown, quien se refirió a la cumbre del G-20 que se celebrará el próximo 2 de abril en Londres, tras sostener por la mañana una audiencia con la mandataria chilena en Santiago.

"Uno de los mensajes que debe emanar de la cumbre (del G-20) es que rechazamos las tendencias proteccionistas", dijo Brown, quien advirtió: "supervisaremos a los países y nombraremos de forma vergonzosa a los que llevan a cabo estas prácticas".

Tampoco Brasil caerá en la tentación de resucitar el proteccionismo, aseguró hoy Marco Aurelio García, asesor de Asuntos Internacionales del presidente brasileño, quien, sin embargo, se quejó del doble rasero que aplican los países desarrollados en este asunto.

"Hay que transformar la crisis en una oportunidad para crear nuevos instrumentos", subrayó la secretaria española de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, que instó a la reforma o a la instauración de nuevas instituciones internacionales.

"Esta es una oportunidad dentro de la crisis, para acelerar los cambios", insistió también el ministro de Finanzas de Uruguay, Álvaro García, quien dijo que "corren nuevos vientos para el mundo en momentos de una situación económica severa".

"Tenemos que convertir estos desafíos en oportunidades", incidió igualmente el líder del Partido Demócrata de Italia, Dario Franceschini, al abogar por reformas a "las instituciones políticas, económicas y financieras para establecer un nuevo multilateralismo".

Para el senador chileno Ricardo Núñez, presidente del Instituto Igualdad, organizador del seminario, la crisis supone "la dramática comprobación de que el paradigma neoliberal y conservador dominante en la actual etapa del desarrollo capitalista ha fracasado".

En este misma línea, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, advirtió: "si no se aplican cambios estructurales, dentro de unos años podemos llegar a una nueva crisis, que será peor".

Una de las voces más críticas de cuantas se oyeron en el foro fue la del ministro de Estado para el Medio Ambiente de Alemania, Matthias Machnig, quien instó a "analizar cuidadosamente las políticas progresistas en Europa, porque en términos generales han fracasado".

El seminario da paso a la Cumbre de Líderes Progresistas, que se celebrará este sábado con la asistencia de los presidentes de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay; los primeros ministros de Gran Bretaña, España y Noruega, y el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden.